martes, 9 de septiembre de 2008

Grasas saturadas e insaturadas en nuestra dieta

Se ha implicado a las grasas saturadas, junto con el colesterol, en un tipo de arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias). Al desarrollarse esta condicion se forman depositos de las paredes de las arterias. Con el tiempo, estos depositos (llamados placas) se calcifican quitando a los vasos su elasticidad. Hay una marcada correlacion entre las dietas ricas en grasas saturadas y la inicidencia del padecimiento.
Es esta correlacion lo que ha generado en una preocupacion respecto a las cantidades relativas de grasas saturadas y no saturadas en la dieta de las personas.
Los nutricionistas recomiendan restringir las grasas en la dieta de manera que no provean mas del 30% de ingesta de calorias en una persona. Se piensa que son mas deseables los acidos grasos no saturados cuyo doble enlace tenga configuracion cis, pues tienen una forma combada.
Hay cierta evidencia de tipo estadistico en cuanto a que los aceites de pescado, que contienen acidos grasos poliisaturados como componentes, pueden prevenir los padecimientos cardiacos.
Los investigadores de la Universidad de Leiden en los Paises Bajos han encontrado en groelandeses, que comen mucho pescado, presentan un bajo riesgo de enfermedades cardiacas, a pesar de una dieta rica en colesterol y grasas totales. Mas aun, hay estudios que han demostrado que el uso de aceites de pescado en la dieta conduce a niveles mas bajos de colesterol y trigliceridos en la sangre. La quimica de tu cuerpo se ve afectada por tu dieta. Lo que desconoces puede hacerte daño.

Actividad en el foro: Determina cual es la relación entre el consumo de grasas saturadas e insaturadas con el buen funcionamiento del sistema circulatorio, fundamenta basandote en tus conocimientos de quimica y biologia.

53 comentarios:

Kimie Nakashima dijo...

Consumir menos grasas saturadas
para estar saludables:

Luego de leer, investigar y analizar sobre este tema, sustento que los especialistas y doctores siempre están recomendando moderar el consumo de alimentos con ácidos grasos saturados –que se encuentran, principalmente, en los alimentos de origen animal- ya que está comprobado que son dañinos para el corazón y el sistema circulatorio, si se consumen en exceso aumentan el colesterol “malo” (LDL) en la sangre. Es preferible elegir alimentos de origen vegetal que contengan ácidos grasos insaturados, los cuales, opuestamente a los de origen animal, ayudan a reducir el colesterol en la sangre.
Por lo tanto hay que tener en cuenta a la hora de hacer dieta, tener presente que el porcentaje de grasa que ingieras cada día no debe superar el 35 por ciento del consumo total de calorías. Esto es, para adultos relativamente activos, no más de 76 gramos de grasa para las mujeres y no más de 99 para los hombres.
Aquí te doy una lista de Alimentos con alto contenido de grasas saturadas, cuyo consumo debemos moderar:
*Quesos duros o cheddar. Leche entera. Manteca.
*Carnes vacunas no magras. Chorizos. En cuanto al pollo, para reducir su cantidad de ácidos grasos saturados es necesario quitarle la piel.
*Acá, también se encuentran todos los postres, tortas y confituras varias elaboradas con leche entera, manteca y otros componentes altos en grasas saturadas. OJO...OSEA TODOS.
Alimentos con menor contenido de grasas saturadas:
*Lácteos descremados. Huevos.
*Te recuerdo que siempre es recomendable utilizar aceites y margarinas de origen vegetal –el más recomendado: de oliva-. Así estaremos delgadas y sobre todo conservándonos siempre saludables y nuestro organismo al contar con alimentos bajos en grasas saturadas sobre todo insaturada al momento de hacer la digestión con todos los ácidos del cuerpo tendremos como resultado una química agradable y saludable.

Claudia Agurto dijo...

Luego de hacer una investigacion pude llegar a la conclusión de que:

*las grasas saturadas son MALAS para nuestro sistema circulatorio ya que estas son las que originan la aparicion del colesterol i diversos problemas circulatorios!.


Como bien dijo Kimie estas grasas saturadas se encuentran en alimentos de origen animal y tengo algunos ejemplos en donde se pueden encontrar mayormente:
-Carne
-Leche y derivados como los quesos y yogures


Tambien otro dato importante es que se puede encontrar estas grasas en algunas plantas como en:
-el aceite de palma o de coco


Si no consumimos en exceso las grasas saturadas y tenemos una alimentación balanceada podemos alejarnos de los problemas circulatorios


http://www.pulevasalud.com/ps/subcategoria.jsp?ID_CATEGORIA=104385

http://www.botanical-online.com/medicinalesgrasastipos.htm

Claudia Agurto dijo...

OJO!
¿Qué sucede si consumimos grasas saturadas en exceso?

Como dije anteriormente el consumir grasas saturadas en exceso originan problemas circulatorios.

-Puede generar la obesidad
-enfermedades de la vesícula biliar
-y algunos tipos de cáncer.
-enfermedades cardíacas y vasculares
-Infarto al corazón (por lo que las arterias se bloquean y no puede correr la sangre)
-aterosclerosis
-cardiopatía isquémica


Pero, ¿qué es lo que la gente esta haciendo para que las grasas saturadas no se consuman en exceso?
la Asociación del Corazón americana recomienda reducir el consumo de grasas saturadas a menos del 7% de las calorías totales según sus recomendaciones de 2006. Esto concuerda con conclusiones similares obtenidas por la OMS y el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, los cuales determinaron que la reducción del consumo de grasa saturada afectaría positivamente a la salud y reduciría el predominio de enfermedades cardíacas.

http://www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/novedades/grasas2.htm

http://www.muydelgada.com/wiki/Grasas_saturadas/

Kimie Nakashima dijo...

QUIERO COMPARTIR CON UDS ESTE ADELANTO, EN LA CREACIÓN DE UN NUEVO TIPO DE CARNE SIN GRASA SATURADA.
JAPONESES PENSANDO EN SU SALUD, CREARON UN TIPO DE CARNE DE RES CON GRASA INSATURADA
Como ya sabemos entonces y Claudia lo reitera consumir en exceso las grasas saturadas, daña nuestro organismo sobre todo el sistema circulatorio y más aún en el corazón, por eso en Japón, pensando en el daño que nos hace las carnes de tipo animal, se originó El Wagyu es una raza bovina, en la ciudad de Kobe. Su carne es muy apreciada por su textura y sabor. También se conoce como Japanese Black.
Wagyu (和牛 wagyū?) se refiere a varios tipos de crías de ganado, con una fuerte tendencia genética al marmoleo de la carne y a la producción de un alto porcentaje de grasas saturadas del tipo oleaginoso. El nombre proviene de los kanji 和 (wa, que significa "armonía" y 牛 (ushi o gyū, vaca/vacuno/ternera). El significado es, simplemente, "vaca japonesa".
Su carne se caracteriza por tener un alto porcentaje de grasa oleaginosa e insaturada (baja en colesterol) por lo tanto saludable para el organismo. El aspecto de esta carne es marmoleado con grasa infiltrada en el músculo. Conocida también como la carne al estilo de Kobe (o carne Kobe), la carne del ganado Wagyu ya se conoce mundialmente por sus características "marmorizadas", sus mejores cualidades alimenticias, a través de un sabor mejorado naturalmente, suavidad y jugosidad, y sobre todo saludable que hace que sus compradores acepten un alto valor del mercado, CUIDANDO SU SALUD.
Su producción se limita a Japón, Estados Unidos, Australia, y recientemente ha entrado a Chile. Debido al cuidado en la crianza sus costos de producción son elevados. Los cuidados incluyen alimentación con cerveza y masajes musculares, cuidado constante de la res. Esta carne por su grasa insaturada es recomendable para el alimento de los humanos sin traer consecuencias en al aparato circulatorio ni de obesidad.
Los asiáticos, en especial los japoneses, siempre con sus adelantos no sólo en tecnología sino también en cuanto a su bienestar, ellos muy inteligentemente invierten mucho en su salud, en la actualidad en Japón hay una taza un baja, bajísima de mortalidad por problemas y enfermedades del corazón y aparato circulatorio, ellos no sufren de colesterol, ni arteriosclerosis, mis abuelitos y en el presente mi papá me cuenta que en Japón solo se consume este tipo de carne, todas las personas sin excepción, claro esta que luego del pescado ya que este el primer producto que se consume por ser su carne con grasa insaturada y contener el omega 3 y el omega6.
OJALA NUESTRO GOBIERNO SE PREOCURA POR EL BENESTAR DE LA POBLACION PERUANA, SI EL PERU ES UN PAIS RICO EN AGRICULTURA Y GANADERÍA SOLO TENDRIA QUE EXPORTARCE LA TECNOLOGIA PARA PODER CONTAR CON ESA CARNE SALUDABLE Y ASÍ SE ACABARÍA LA ALTA MORTALIDAD POR PROBLEMAS DEL CORAZON EN NUESTRO PAÍS.

http://es.wikipedia.org/wiki/Wagyu

Melissa Alvarado dijo...

Luego de haber leido detenidamente el texto e investigado, llego a la conclusión de que el consumo excesivo de grasas saturadas es altamente dañino para nuestra salud, ya que como han mencionado tanto Claudia como Kimie, no sólo provoca el incremento de nuestra masa corporal (aumentandoo los tejidos adiposos) sino que también ocasionan enfermedades cardiacas, circulatorias y desequilibrian nuestro colesterol, lo que genera que el estilo de alimentacion de la persona cambie rotundamente, ya que tendra que seguir una dieta rigurosa que contenga verduras y frutas especialmente

Melissa Alvarado dijo...

Continueando con la investigación encontre un articulo bastante interesante que me gutaria compartirlo con ustedes:
EL CONSUMO EXCESIVO DE GRASAS PUEDE SER UN FACTOR DE RIESGO DE CEGUERA
El consumo excesivo de grasas, fundamentalmente de ácido linolénico puede ser un factor de riesgo asociado a la degeneración macular asociada a la edad, principal causa de ceguera en mayores de 65 años. El consumo de pescado podría ser un factor protector.
La degeneración macular asociada a la edad (DMAE), es un proceso que afecta al 10% de las personas mayores de 65 años y supone, en la actualidad la causa más frecuente de ceguera legal irreversible por encima de esta edad en países desarrollados.
Además esta enfermedad cada vez afecta a un mayor número de sujetos por el envejecimiento poblacional.
El único tratamiento frente a ésta es la fotocoagulación con láser, donde las recidivas son frecuentes y el láser causa cicatriz que afecta muchas veces a la visión macular. La mácula es la región central de la retina y es la responsable de la visión fina y precisa.
Se piensa que la degeneración puede ser debido a la ateroesclerosis de los pequeños vasos que nutren la retina, por un mecanismo similar al que acontece a nivel de las coronarias. Por lo que si esta hipótesis fuera cierta, la dieta y más concretamente los lípidos jugarían un papel fundamental en la etiopatogenia de ésta.
Así las grasas saturadas, el colesterol y grasas polinsaturadas tipo Trans, son un factor de riesgo de la enfermedad coronaria, mientras que los ácidos grasos monoinsaturados y los polinsaturados son un factor protector.
En este trabajo se estudian a casi 43000 mujeres (Nurses health study) y 30000 hombres (health professionals follow up study),a los que se les estudió durante diez años.
Para evaluar cual era su consumo de grasas se les realizó un cuestionario de hábitos dietéticos.
Los resultados fueron concluyentes: la ingesta total de grasas se relaciona positivamente con una mayor incidencia de DMAE, pero más importante que la ingesta total es el consumo de ácido linolénico.El consumo de pescado podría ser un factor protector frente a la DMAE

Fuente:
www.ucm.es/info/fmed/medicina.edu/Alimentacion/ceguera.htm

Melissa Alvarado dijo...

Por otro lado las grasas también son necesarias consumirlas (de forma moderada).
Se recomienda que las grasas de la dieta aporten entre un 20 y un 30 % de las necesidades energéticas diarias. Pero nuestro organismo no hace el mismo uso de los diferentes tipos de grasa, por lo que este 30 % deberá estar compuesto por un 10 % de grasas saturadas (grasa de origen animal), un 5 % de grasas insaturadas (aceite de oliva) y un 5 % de grasas poliinsaturadas (aceites de semillas y frutos secos). Además, hay ciertos lípidos que se consideran esenciales para el organismo, como el ácido linoleico o el linolénico, que si no están presentes en la dieta en pequeñas cantidades se producen enfermedades y deficiencias hormonales. Estos son los llamados ácidos grasos esenciales o vitamina F.

Si consumimos una cantidad de grasas mayor de la recomendada, el incremento de calorías en la dieta que esto supone nos impedirá tener un aporte adecuado del resto de nutrientes energéticos sin sobrepasar el límite de calorías aconsejable. En el caso de que este exceso de grasas esté formado mayoritariamente por ácidos grasos saturados (como suele ser el caso, si consumimos grandes cantidades de grasa de origen animal), aumentamos el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares como la arteriosclerosis, los infartos de miocardio o las embolias.

Fuente:
http://www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/novedades/grasas2.htm#6

Diana Palacios dijo...

Opinión crítica con respecto al tema posteado:

Con respecto a este tema, considero que la ingesta de alimentos que contienen grasas saturadas y no saturadas en porcentajes mayores al 30%, pueden generar problemas cardiovasculares, debido a que la excesiva cantidad de grasa consumida, cuando llega al torrente sanguíneo, se adhieren a las paredes de arterias y venas, reduciendo su capacidad de conducción y produciendo al final la enfermedad denominada arterioesclerosis.
Esta enfermedad se manifiesta con la reducida capacidad de llevar oxígeno a las venas distales, es decir aquellas que se encuentran en las extremidades.
La falta de oxígeno en las extremidades, es la causa de las amputaciones de miembros, como consecuencia de la sianocis (falta de oxígeno) o gangrena, que se inician generalmente en los dedos de los pies.
Por otra parte, tengo conocimiento que los aceites provenientes del pescado son grasas livianas, pero finalmente estas grasas o parte de la ingesta de estas grasas también colaboran con la arterioesclerosis.
Por tal razón, creo que las grasas en general deben constituir el más bajo porcentaje de la ingesta de alimentos de una persona.
Particularmente, es recomendable, desde todo punto de vista, dejar de consumir en forma absoluta la grasa proveniente de las carnes de cerdo, de los vacunos, de los ovinos, de las aves y de cualquier otro animal comestible.
Esto implica que en nuestra alimentación diaria, debemos procurar comer carnes limpias, esto es sin grasas, para evitar complicaciones vasculares.
Así mismo, es común y casi normal el expendio de alimentos en restaurantes, en los que prevalece el material graso, que contradictoriamente, formando parte de las salsas o guisados, son consumidos en exceso por sus agradables sabores.
Un caso especial es el del consumo en los “CHIFAS”, cuyo componente graso es elevado, el que proviene de la grasa animal que se está consumiendo y de los aceites que adicionalmente son aplicados a las comidas chinas.
Probablemente, como una especie de higiene alimenticia, deberíamos insistir en el consumo de vegetales y verduras en general, el consumo de pollo sin piel o “pellejo”, el consumo de carne de pavo y de pescado, y en todo caso muy eventualmente darse el gusto de comer un chifa o comerse un chicharrón.
Pues, para poder sustentar mi argumento sobre el tema de los famosos “CHIFAS” peruanos, por lo general, aquellos que ofrecen servicios en pésimas condiciones, presentaré a continuación una noticia, que causó conmoción en todo el público lector.


"SE REALIZÓ OPERATIVO SORPRESA EN DOS CHIFAS EN PÉSIMAS CONDICIONES DE SALUD EN CHOSICA"

Utilizaban grasa de pollo para obtener aceite

Fecha de Publicación : Jueves, 21 de Febrero de 2008
En operativo sorpresa, la Dirección de Salud (DISA) IV Lima Este intervino hoy dos Chifas donde preparaban platos en pésimas condiciones de salud y usaban grasa de pollo para obtener aceite, en el distrito de Lurigancho - Chosica.

En el Chifa "CHOSICA FU", ubicado en la avenida Lima Sur 374, se freían los pellejos y grasa de pollo en grandes cantidades ara obtener aceite para consumo (negruzco), lo cual también generaba olores nauseabundos.

El Dr. Reyes Acuña, puntualizó que consumir alimentos preparados con aceite de grasa de pollo y frito varias veces es un grave peligro para la salud de los comensales causando, a largo plazo enfermedades crónicas degenerativas como el cáncer.

Asimismo, las especialistas de la Dirección de Salud Ambiental de la DISA IV Lima Este, decomisaron colorantes de tamarindo y de fresa, sillao, vinagre y licores adulterados y sin Registro Sanitario. Luego, tomaron muestras de la carne de porcino podrida con cucarachas y moscas.

En el segundo Chifa intervenido "CHIFA FU", de propiedad de Li Chun Fa, ubicado en la avenida Lima Sur 212 interior 5A, se supervisó la pésima conservación de los alimentos, junto a los servicios higiénicos, expuestos al aire libre, sin protección, como los ajíes y salsas.

Al finalizar el operativo el Director General de la DISA IV Lima Este, indicó que los resultados del análisis de laboratorio de las muestras de los alimentos e insumos serán enviados en los próximos días a la Municipalidad de Chosica, para su cierre y clausura inmediata.

Puntualizó además que la DISA IV Lima Este con los expertos de Salud Ambiental continuarán con los operativos inopinados en los 8 distritos de la jurisdicción, como Ate, El Agustino, Santa Anita, San Juan de Lurigancho, La Molina - Cieneguilla, Lurigancho- Chosica, entre otros.
Opinión con respecto a la noticia:
Esta es una muestra contundente de falta de conciencia y total ignorancia sobre el consumo de grasas saturadas.
También nos muestra la falta de conocimiento y precaución por parte de los comerciantes y cocineros de los chifas ya mencionados, pues cocinando en esas pésimas condiciones, están poniendo en peligro total la salud de las personas que concurren a estos restaurantes.
En qué cabeza cabe que aún, estando en el Siglo XXI haya gente que sea tan egoísta e ignorante, que por no gastar un sol o dos soles más, utilizan el aceite de grasa de pollo refrito, y no saben que están utilizando y produciendo un aceite saturado que no sólo podría desencadenar enfermedades cardiovasculares, sino también enfermedades crónicas degenerativas como el cáncer.
Es totalmente indignante saber que nuestras vidas corren peligro, muchas de las veces en las que queremos darnos el gusto de comer un “chifita”.
Como recomendación, debemos evitar ir a consumir en los chifas que se encuentran a la vuelta de la esquina, que por naturaleza es gente que no tiene ni idea de lo que es salud, higiene y calidad de comida.

Fuente de información, para sustentar mi posición sobre los chifas.

http://www.limaeste.gob.pe/noticias/noticia.asp?id=423

Claudia Agurto dijo...

Es cierto que existen grasas saturadas que son malas para nuestro organismo si es que las consumimos de una forma excesiva!


Pero también existen las grasas insaturadas.
Después de investigar lo que son las grasas insaturadas llegué a la siguiente conclusión:
Las grasas insaturadas son aquellas que se muestran como líquidos y son llamadas "buenas" por lo que mantienen control sobre el colesterol y enfermedades del corazón.


Si bien es cierto las grasas insaturadas reemplazan a las grasas saturadas en la dieta pero estas grasas insaturadas no siempre son buenas.

He encontrado aquí un caso:

Aunque las grasas poli-insaturadas sean protectoras contra las arritmias cardíacas, un estudio realizado en mujeres post-menopáusicas con un consumo relativamente bajo en grasas mostró que estas grasas poli-insaturadas estaban asociadas con la progresión de la aterosclerosis coronaria, mientras que las grasas monoinsaturadas no lo estaban. Esto probablemente es indicativo de la mayor vulnerabilidad de las grasas poli-insaturadas a la rancidez, contra la cual la vitamina E actúa como protección.

La FDA americana recomendaba que el consumo de grasa insaturada no excediera del 30% de la ingesta de calorías diarias (unos 67 gramos en una dieta de 2000 calorías). Las nuevas pautas alimenticias han eliminado esta recomendación. La mayor parte de alimentos contienen tanto grasas saturadas como insaturadas, a pesar de lo que digan en la publicidad. Así, diversos aceites vegetales con grasas insaturadas, como los aceites de oliva, también contienen grasas saturadas.

http://www.muydelgada.com/wiki/Grasas_insaturadas/

Diana Palacios dijo...

En la actualidad, predomina una alta preocupación en cuanto al consumo de grasas.
Muchos consumen las que se llaman grasas saturadas, cuyas fuentes de obtención son: mantequilla, quesos, aceite de palma, aceite de coco, productos de la carne grasosa. Y las grasas insaturadas pueden ser, monoinsaturadas y poliinsaturadas.
Las primeras se obtienen de aceite de oliva, palta, y algunas nueces, y las últimas de aceites vegetales, aceite de pescado, pescados azules como el atún, el salmón y las sardinas.

A simple vista, las grasas insaturadas aparentan ser menos peligrosas en cuanto a su consumo, puesto que, por lo general, las grasas saturadas se encuentran en mantequillas, quesos, productos de carne grasosa, etc. Sin embargo las grasas insaturadas provienen de fuentes más naturales, como de aceites vegetales, aceite de pescado, etc.

Las grasas monoinsaturadas son liquidas a la temperatura ambiente y sólidas o semisólidas cuando están refrigeradas (margarina o aceites de oliva y mani). Las grasas poliinsaturadas son siempre liquidas (aceites de maíz y girasol) a menos que hayan pasado por el proceso de hidrogenación, como cuando se fabrica la margarina.

Estas últimas reducen el colesterol en sangre o no tienen ningún efecto en él. Cuando las grasas poliinsaturadas son hidrogenadas para hacerlas sólidas, provocan los mismos efectos en el colesterol sanguíneos que las grasas saturadas.

Esto nos da a entender, que sean grasas saturadas o insaturadas, no nos quitan la posibilidad de que si las consumimos de manera excesiva probablemente nos produzcan, a largo plazo, enfermedades cardiovasculares, deteriorando nuestra salud.

Estos datos informativos, pienso que han de servir e influir mucho en todas aquellas personas que desean iniciar una dieta, no tanto por mantener a figura u obtener a la larga la silueta tan soñada, sino porque pienso que el interés de toda personas es mantener su salud estable y fuera de enfermedades.
Sin embargo, muchas veces nosotros los seres humanos actuamos como nuestros propios enemigos, puesto que en algunas ocasiones no nos medimos, y consumismo grasas por doquier, sólo por darnos el gusto de disfrutar de un rico “pollito a la brasa” o como los ya mencionados “chifitas”.

El primer médico, debe ser uno mismo. Ante todo, uno es el único que se puede librar de todas aquellas enfermedades cardiovasculares, que generalmente se inician a raíz del consumo excesivo y desmedido de grasas.

Uno también debe cuidar sus niveles de colesterol.

En todo momento hay aproximadamente una cucharada de colesterol circulando por la sangre de un hombre o una mujer normales. El colesterol en sí es un material de aspecto céreo que su organismo necesita para reconstruir las células y que es transportado por el torrente sanguíneo allí donde se necesita.

Aunque parte del colesterol procede de alimentos que ingerimos, como la leche entera, el queso y la mantequilla, su organismo fabrica la mayor parte de su propio colesterol. Una forma de colesterol (que se conoce como LDL) se utiliza para transportar las grasas al resto del organismo. Por eso es tan importante reducir las grasas de la dieta: la ingestión de grasas saturadas incrementa el colesterol LDL. Cuando hay demasiado, el colesterol sobrante se queda en el torrente sanguíneo, donde puede causar problemas.

Si los niveles de colesterol en sangre son elevados existe un riesgo mayor de que aparezcan problemas a largo plazo. Los valores de colesterol bajos son mejores que los elevados, aunque los valores muy bajos pueden también ser perjudiciales.

Un valor ideal del colesterol total y triglicéridos no debe exceder los 200 mg/dl y 150 mg/dl respectivamente. El riesgo de un ataque cardíaco es más del doble cuando el valor total del colesterol se aproxima a los 300 mg/dl.

Entonces como recomendaciones, puedo proponer las siguientes:

1. Si uno quiere gozar de una salud plena, debe cambiar su estilo de vida, de manera que debe dejar de fumar, bajar de peso y dejar a un lado todos los vicios.

2. Hacer ejercicio: El ejercicio reduce los triglicéridos y aumenta el colesterol bueno (HDL), baja la presión arterial y previene la progresión de la ateroesclerosis.

3.Dieta: Reducir la cantidad de calorías que se ingiere cada día. Las calorías necesarias dependen del peso ideal y de la actividad física. El exceso de calorías será siempre almacenado como triglicéridos en el tejido adiposo.

4. Comer menos grasa, principalmente menos grasas saturadas (de origen animal), incluidas la mantequilla y la margarina, estas no deben exceder el 7% de las calorías totales.

5. Consumir grasas insaturadas: aceites vegetales (maíz, soya, girasol, oliva,), aceites de pescado.
6. Consumir de preferencia las grasas monoinsaturadas en lugar de las poliinsaturadas.

7. Consumir menos colesterol proveniente de los alimentos (lácteos enteros, yema de huevo, carnes rojas, carnes grasas, vísceras, embutidos, crema).

8. Aumentar la cantidad de cereales integrales y legumbres.

9. Aumentar el consumo de frutas y hortalizas. Ningún alimento vegetal contiene colesterol. Las hortalizas y frutas además proveen fibra, que contribuyen a disminuir el colesterol.

DATO INTERESANTE:
El agua de alpiste, ayuda a regular la presión arterial lo mismo que de lino, son diuréticos, pero para rebajar el colesterol, es con una dieta balanceada baja en carnes rojas, frituras y embutidos, hacer ejercicios, y tomar salvavena dos cucharadas en el desayuno con el jugo o fruta o yogurt descremado.

Por otra parte, me gustaría hablar de temas que causan inquietud y ganas de saber más sobre ellos, en la población.

En cuanto a las grasas saturadas, hay otro caso común, como es el dilema de utilizar margarina o consumir con naturalidad la mantequilla normal y ya conocida.

Pues tanto la margarina como la mantequilla son altas en grasas, use ambas en moderación. Desde una perspectiva dietética, el factor que más altera el colesterol en la sangre es qué tan saturada está la grasa de la comida. Reducir su consumo de grasas saturadas es clave para ayudar a controlar el colesterol.

La mayoría de las margarinas suaves o líquidas tienen menos grasas saturadas y son preferibles a aquellas en barra para tener una dieta más saludable para su corazón. Es mejor seleccionar margarinas sin ácidos grasos trans. Sin embargo, coma todos los alimentos grasos con moderación. Aprenda más acerca de las pautas dietéticas de la American Heart Association.

Otra de las tantas inquietudes de la población, tanto como peruana y mundial, es ¿qué tipo de aceites se debe utilizar?

Pues de acuerdo a mi investigación, la siguiente nota me resultó interesante:

El ghee, que es la mantequilla clarificada. Primero, se derrite la mantequilla y con una cucharita se retira la capa que flota –la espuma– y lo que queda podemos usarlo. Se puede refrigerar y, al usarla, las altas temperaturas no la van a alterar. También se puede usar el aceite de palma y, para ensaladas, el de oliva y sacha inchi.

Fuentes:
http://consultorios.universia.edu.pe/2006/11/20/alteraciones-de-las-grasas-en-el-organismo/?p=53

http://www.msd.com.pe/msdpe/patients/corazon/factores/tefactorescol01A.html

http://recetas.losclasificados.com.pe/content/view/49/32/

Claudia Agurto dijo...

Opinión crítica acerca del tema:

En conclusión podría decir que las grasas saturadas son aquellas que consumimos siempre en alimentos más comunes y sin darnos cuenta nuestro organismo esta sufriendo severos daños y que en un futuro estos daños se verán presentados en diversas enfermedades como ya las nombraron anteriormente mi compañera Kimie y también Melissa, problemas que nisiquiera yo estaba enterada que podrían producirse.


Por otro lado las grasas insaturadas las llamadas grasas "buenas" puede que reemplazen a las saturadas pero también si las consumes en exceso llegan a producirse problemas como el ya mencionado en mi comnetario anterior.

En sí, podría decir que todo en exceso es dañino para nuestra salud y lo más recomendable es gozar de una alimentación balanceada sin abusar de aquellas comidas que ahora sabemos que pueden más adelante afectar nuestra salud y hasta llevarnos a la muerte.

Alessandra dijo...

Actualmente todos tienen un concepto muy claro de la palabra grasas, ya que la mayoría de adolescentes y mujeres se cuidan de estas, controlando las comidas con excesos de estas, y las calorías que esta proporciona, mas no todos hemos generado conciencia del verdadero daño que estas pueden provocar en nuestro organismo si las consumimos frecuentemente.


La grasa es la fuente de calorías más concentrada, ya que aporta más del doble de calorías por gramo que los hidratos de carbono o las proteínas.

A continuación platearé las diferencias entre grasas saturadas e insaturadas, básicamente hablamos de ácidos grasos saturados cuando éstos poseen todos sus átomos de carbono ligados a los de hidrógeno, mientras que nos referimos a los ácidos grasos insaturados cuando uno o más pares de átomos de carbono están libres –sin unión química con los de hidrógeno. Así como el consumo de grasa saturada e hidrogenada aumenta el colesterol sanguíneo, las grasas insaturadas producen el efecto contrario; vale decir, lo disminuyen. Desde este punto de vista deben ser consideradas buenas ó saludables, ya que consumidas regularmente y en el contexto de una dieta equilibrada contribuyen a bajar los niveles de colesterol de la sangre y son la opción racional a la hora de promover cambios de hábitos alimentarios en la población.
Los aceites vegetales son en general ricos en grasa insaturada (girasol, maíz, oliva y canola en nuestro medio) y los aceites de pescados de agua fría ó profunda también cumplen con esta condición.
Cabe destacar que ningún alimento está compuesto exclusivamente por grasas buenas ó malas, lo que sucede es que en los distintos tipos de alimentos descriptos existe diferencia en la proporción de unas sobre otras. Así, por ejemplo, en la manteca predomina la grasa saturada y en el aceite de girasol predomina la grasa insaturada.
Existen muchos tipos de grasa como:
Los ácidos grasos son las unidades químicas básicas de las grasas. Pueden ser saturados, poli-insaturados, monoinsaturados o grasas trans. Estos ácidos grasos difieren en cuanto a su estructura y composición química.
Grasas saturadas: Tipo de grasa con ciertas propiedades químicas que, por lo general, es sólida a temperatura ambiente. La mayoría de las grasas saturadas provienen de productos alimenticios animales, pero algunos aceites vegetales, como el de palma y el de coco, también la contienen en concentraciones altas. Consumir grasas saturadas aumenta la concentración de colesterol en la sangre y el riesgo de contraer enfermedades del corazón.
Y cabe resaltar que se encuentran en todas las grasas y aceites y aunque principalmente en la grasa animal existen también productos vegetales saturados como la crema de cacao y el aceite de palma, cacahuete y coco. Los ácidos grasos saturados a destacar y que hemos visto en clase son: ácido esteárico, que se encuentra en las carnes rojas, mantequilla, y crema de cacao; ácido palmítico, en el coco y la palma; ácido butírico, en la mantequilla; y ácido araquídico, en los cacahuetes. Nuestro cuerpo usa este tipo de grasa, básicamente, para producir energía.
La longitud de los ácidos grasos saturados puede variar, y cuanto más larga sea la molécula, mayor tendencia a agregarse y pegarse, y más probabilidad de que se deposite en las células, órganos y arterias, causando problemas de salud.
Son utilizadas por el hígado para fabricar colesterol.
Entre los ejemplos de grasas saturadas se incluyen: Carnes, mantequilla, manteca de cacao, aceite de coco y aceite de palma. La carne roja, productos lácteos y otros alimentos de origen animal se componen, en su mayoría, de moléculas largas de ácidos grasos saturados, por lo que cuando se consumen en exceso pueden dar origen a problemas cardiovasculares, entre muchos otros.
Sin embargo, una ventaja de estas grasas es que tienen pocos problemas de ranciedad, y mantienen su integridad mucho mejor que los aceites de cocina.
Y también es necesario resaltar, Por otro lado, que los azúcares (glucosa o dextrosa, fructosa, galactosa, azúcar de mesa, maltosa, lactosa, dextrina, siropes y miel) y las féculas, sobre todo refinadas, (harinas, arroz, pasta, cereales de desayuno, etc.) pueden convertirse en grasas saturadas. Estos azúcares y féculas, una vez digeridos, se convierten en glucosa entrando rápidamente a la sangre. Cuando esto ocurre, el cuerpo convierte el exceso de glucosa en ácidos grasos, los cuáles se unen a moléculas de glicerol para formar triglicéridos. Una vez convertidos en grasa se depositan en las células y órganos o son transportados por la sangre a los tejidos grasos para ser guardados. Muchas personas con un nivel alto de triglicéridos en la sangre, sólo se preocupan de reducir las grasas de la dieta, olvidando que los azúcares y féculas influyen negativamente en la salud de nuestro sistema cardiovascular y endocrino.
Grasas Insaturadas: son aquellas que poseen dobles enlaces es su configuración molecular, son fácilmente identificables, puesto que estos dobles enlaces en sus cadenas de carbono, hacen que su punto de fusión sea menor que el del resto de las grasas, por lo que se presentan ante nosotros como líquidos, es lo que llamamos aceites.
Diversos estudios científicos demostraron que no todas las grasas insaturadas tienen el mismo efecto sobre el colesterol sanguíneo. Las grasas insaturadas omega 9 y omega 6 tienen el efecto de disminuirlo, con lo cual disminuye la tendencia a la pérdida de elasticidad de las paredes arteriales, lo que redunda en un mejor funcionalismo de las arterias. La grasa insaturada omega 3 no tiene mayores efectos sobre la colesterolemia, pero sí interviene en la producción de moléculas activas que tienen efecto sobre la fluidez de la sangre y sobre la producción de coágulos sanguíneos espontáneos.
Estas grasas también tienen efectos sobre la concentración de triglicéridos en la sangre. Al igual que el colesterol, los triglicéridos deben mantenerse dentro de valores considerados "deseables", ya que elevadas concentraciones aumentan la predisposición a ciertas complicaciones, como infarto cardíaco y pancreatitis.

http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=53
http://www.vitadelia.com/2007/08/20-%C2%BFcual-es-la-diferencia-entre-las-grasas-saturadas-y-las-insaturadas
http://www.rpslmc.edu/spanish/speds/cardiac/foodbas.html
http://www.cancer.gov/Templates/db_alpha.aspx?CdrID=463732&lang=spanish

Alessandra dijo...

Datos curiosos
• Por cada 1% de reducción en la concentración de colesterol se reduce 2 a 3% el riesgo de desarrollar una enfermedad cardiovascular. El alto consumo de ácidos grasos saturados y trans, es el principal responsable de la hipercolesterolemia y ésta, del aumento de la morbimortalidad cardiovascular de origen isquémico.
• Una disminución de 1 mm Hg en la presión arterial diastólica disminuye 2 a 3 % el riesgo cardiovascular.
• Abandonar el hábito tabáquico puede reducir más del 50% el riesgo de sufrir un ataque al corazón.


http://www.cooperativaobrera.com.ar/alimentacion_salud/grasas_y_alimentacion.jsp

Anita camones dijo...

Leyendo acerca del tema, me doy cuenta que es esencial saber mas acerca de estas grsas, debido a que cada vez se observan mas enfermedades relacionadas con este tema, por ejemplo sabían que el comer demasiadas grasas saturadas es uno de los mayores factores de riesgo de cardiopatía. Una dieta alta en grasas saturadas hace que una sustancia cerosa y suave denominada colesterol se acumule en las arterias. El exceso de grasa también incrementa el riesgo de cardiopatía, debido a su alto contenido de calorías que incrementa la posibilidad de volverse obeso .
El consumo abundante de grasas poliinsaturadas puede incrementar el riesgo de algunos tipos de cáncer. El hecho de reducir el consumo diario de grasa no es garantía contra el desarrollo del cáncer o cardiopatía, pero sí ayuda a reducir los factores de riesgo.
Para poder entender mas sobre estos problemas, hay que hablar de sus orígenes o de cómo se pueden originar, como sabemos uno de los responsables de estas enfermedades es el consumo de grasas saturadas, por esto seria bueno empezar a saber mas de estos.
las grasas son esenciales para el funcionamiento adecuado del cuerpo, debido a que proporcionan los ácidos grasos esenciales que no son elaborados por el cuerpo y deben obtenerse de los alimentos. Los ácidos grasos esenciales son el ácido linoleico y el ácido linolénico, los cuales son importantes para controlar la inflamación, la coagulación de la sangre y el desarrollo del cerebro.
La grasa sirve como sustancia de almacenamiento para las calorías extras del cuerpo y además, llena las células adiposas (tejido adiposo) que ayudan a aislar el cuerpo. Las grasas también son una importante fuente de energía. Cuando el cuerpo ha consumido las calorías de los carbohidratos, que ocurre después de los primeros veinte minutos de ejercicio, comienza a depender de las calorías de la grasa.
Un dato curioso seria el saber que la piel y el cabello sanos se conservan por la acción de la grasa que ayuda al cuerpo a absorber y movilizar las vitaminas A, D, E y K a través del torrente sanguíneo.
Entrando mas al tema de las grasas saturadas puedo decir que estas grasas son la causa dietética más grande de niveles de LDL ("colesterol malo") altos. Al mirar la etiqueta de un alimento, se debe prestar mucha atención al porcentaje de grasa saturada y evitar o limitar cualquier alimento que tenga un nivel alto. Las grasas saturadas se deben limitar al 10% de las calorías y son grasas que se encuentran en productos animales como la mantequilla, el queso, la leche entera, los helados, la crema de leche y las carnes grasosas. Estas grasas también se encuentran en algunos aceites vegetales, como el aceite de coco, el aceite de palma y el aceite de palmiste.
Vale recalcar que la mayoría de los otros aceites vegetales contienen grasa insaturada y son saludable.
En cuanto a las grasas insaturadas puedo decir que son grasas que ayudan a bajar el colesterol en la sangre si se utilizan en lugar de las grasas saturadas. Sin embargo, las grasas insaturadas tienen muchas calorías, de tal manera que aún es necesario limitar su consumo. La mayoría de los aceites vegetales, aunque no todos, son insaturados.
Existen algunas excepciones, entre ellas podemos encontrar a los aceites de coco, de palma y de palmiste. Existen dos tipos de grasas insaturadas:
• Grasas monoinsaturadas: los ejemplos abarcan el aceite de oliva y el aceite de canola.
• Grasas poliinsaturadas: los ejemplos abarcan los aceites de pescado, azafrán, girasol, maíz y soya.


http://www.ific.org/sp/foodinsight/2005/jf/fatconsfisp105.cfm

http://terapiaclark.es/colesterol.htm

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002468.htm

Diana Palacios dijo...

Tengo que reconocer que el comentario inicial de Kimie Nakashima es concordante con lo relatado en mis dos anteriores comentarios, debido a que las enfermedades que produce el consumo de grasas están ligados estrictamente a los problemas cardiovasculare, que incluyen la obesidad, problemas cardiacos, obstrucción de venas y arterias, etc.
Por otra parte, si bien es conocido que las carnes vacunas y del cerdo son nocivas, por el exceso de grasa, debemos reconocer que las carne magras (secas), provenientes del vacuno y del cerdo, tienen bajo contenido grasoso. Estas carnes son las denominadas cesinas, que para su preparación, han sido previamente hervidas y de cuya cocción se ha eliminado gran cantidad de grasa.
Esta carne cortada en láminas finas, son colocadas para su secado natural.
Comentario adicional, que considero de mucha importancia, y que lo pueden tomar como recomendación especial, es la forma como en mi hogar, mi madre prepara el pollo frito.
Para preparar este potaje, mi madre utiliza el pollo sin piel, y para su cocción, sólo utiliza agua y sal, sin ninguna gota de aceite. Es obvio, que en todo caso la cuota de aceite lo pone el mismo pollo durante su proceso de cocción.
Como podrá observarse, este es un potaje, cuyo porcentaje de grasa es muy bajo, lo que recomiendo para su preparación en sus hogares.
Finalmente, como recomendación, sugiero que como lácteo y no necesariamente sólo en el desayuno, se consuma la leche de soya, que particularmente forma parte de mi dieta.
Esta leche, tiene un contenido prácticamente cero de grasas, y un alto contenido de proteínas. Esta leche es mejor que la leche de vaca, que aún cuando sea “light”, aún conserva un elevado porcentaje de grasas.

Opinión, de acuerdo a mi experiencia.

Anita camones dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anita camones dijo...

En conclusión podemos decir que el consumo de grasas saturadas es totalmente necesario para el correcto funcionamiento del organismo humano, pero de forma muy limitada. Si se ingieren en exceso, los ácidos grasos saturados aumentan el nivel de colesterol y reducen la capacidad del organismo para eliminarlo, elevando el riesgo de aparición de buen número de enfermedades, fundamentalmente las cardiovasculares.
Para contrarestar el mal que este puede hacernos es necesario consumir ácidos grasos insaturados que son quienes disminuyen el riesgo de padecer muchas enfermedades, especialmente las cardiovasculares. Su consumo habitual constituye un remedio eficaz para reducir el nivel de colesterol y de triglicéridos en sangre, y contribuye a regular la presión arterial.

La población española debe poner especial cuidado en favorecer una dieta rica en ácidos grasos insaturados, ya que las enfermedades cardiovasculares son la causa de la mitad de las muertes que se producen en nuestro país.

Los nuevos estilos de alimentación de los hombres y mujeres españoles poco tienen ya que ver con la dieta saludable de nuestros abuelos, propia de la cultura mediterránea, esto ha hecho que se pierda la dieta rica en ácidos grasos insaturados pasando a un segundo plano en favor de una con exceso de grasas saturadas.
De esto se puede concluir que La repercusión en el organismo depende de los depósitos de colesterol que tiene lugar en células y tejidos, cuando se deposita en la pared arterial contribuye en la formación de la placa de ateroma, secuela fundamental de la hipercolesterolemia, constituyendo así el principal factor de riesgo coronario.
El tratamiento debe reducir el nivel elevado de colesterol LDL y aumentar el nivel de colesterol HDL.
Si haciendo la dieta el colesterol no desciende se indican fármacos y se deben modificar los hábitos y estilos de vida de los pacientes, como por ejemplo el tabaquismo y vida sedentaria.
Las tres variables de alimentación que en exceso elevan el nivel del colesterol son:
1. Las grasas saturadas (grasas sólidas del reino animal)
2. El colesterol (grasa que se encuentra en productos animales)
3. El valor calórico total
Las grasas saturadas están contenidas en carne vacuna, cordero, cerdo, margarinas sólidas, grasa de vaca, aceite de coco, chocolate, piel de pollo, manteca, etc.
La regla básica para el tratamiento de este tipo de problemas es que el paciente baje de peso llegando al peso “deseable”.
Para que la alimentación sea apetecible y variada, existen alternativas que se pueden incluir en la alimentación de personas con este tipo de enfermedad. Tal es el caso de los sustitutos de las grasas.
Con la finalidad de reducir los niveles séricos de colesterol en sangre se recomienda la incorporación de alimentos con ácidos grasos y omega 3 y omega 6 contenidos en aceites crudos y pescados.
En cuanto al tema de las enfermedades que puede provocar, solo que decir que las enfermedades cardiovasculares son el principal problema de salud en la población adulta en general, ocupando el primer lugar en el listado de causas de muerte en personas mayores de 45 años en muchos países del mundo.
Riesgos cardiovasculares
1 Atributos personales aterogénicos: comprende los lípidos en sangre, tensión arterial y diabetes.

2 Hábitos de vida: tabaquismo, actividad física sedentaria, obesidad, las dietas (con mayor consumo de grasas, colesterol, sodio y alcohol). Factores ambientales tales como el clima, la contaminación ambiental, aguas blandas, etc.
3 Signos preclínicos: se evidencian con estudios diagnóstico como electrocardiograma dinámico, imágenes nucleares y ecocardiografías.
4 Suceptibilidad del huesped: factores genéticos, edad y sexo.
Características de la enfermedad
Es irreversible en personas de edad avanzada, sexo masculino, raza blanca y con antecedentes genéticos.
Es parcialmente reversible en personas con hiperlipoproteinemias, hiperglucemia, diabetes, hipertiroidismo, enfermedad renal, hiperuricemia, y gota.
Es reversible en personas practicando dietas inadecuadas, tabaquismo, obesidad, hipertensión arterial y sedentarismo.


http://www.forumclinic.org/enfermedades/epoc/actualidad/un-alto-consumo-de-grasas-insaturadas-aumenta-el-riesgo-de-enfermedad-pulmonar-obstructiva-cronica-epoc

http://www.ific.org/sp/foodinsight/2005/jf/fatconsfisp105.cfm

http://74.125.45.104/search?q=cache:FUezy9yEMQYJ:www.pulevasalud.com/ps/subcategoria.jsp%3FID_CATEGORIA%3D100889+consumo+de+grasas+insaturadas&hl=es&ct=clnk&cd=6&gl=pe

http://www.pulevasalud.com/ps/subcategoria.jsp?ID_CATEGORIA=100889#3

Andrea Chinga dijo...

Las grasas saturadas se encuentran en muchos alimentos por lo que es importante saber cuales nos convienen tomar más o cuales conviene evitar. Las grasas saturadas están en la grasa animal aunque también hay algunos productos vegetales saturados.


http://www.enbuenasmanos.com/articulos/muestra.asp?art=53


y quiciera hacer un pequenho parentesis para diferencias las grasas saturadas e insaturadas en los alimentos o la dieta diara que consumimos originalmente.


Los ácidos grasos saturados muestran en su estructura química a los átomos de carbono completamente enlazados con átomos de hidrógeno. Este es el tipo de ácido que aumenta la cantidad de colesterol en la sangre, y es considerado un factor de riesgo para las enfermedades del corazón. Su fuente principal son las grasas de origen animal.

En el caso que un par de átomos de hidrógeno esté faltando en la estructura, los ácidos grasos se tornan monoinsaturados. Este tipo de ácidos, no incrementan el nivel de colesterol en la sangre; y por el contrario pueden llegar a ser beneficiosos. Sus principales fuentes son el aceite de oliva y el aceite de colza (usados en algunas margarinas y en salsas para untar bajas en grasa).

http://www.food-info.net/es/qa/qa-fi42.htm


Despues de haber realizado una breve investigacion acerca de lo que consumimos diariamente le doy mi aprobacion a los comentarios de mis companheras ya que considero que el menor consumo de grasas saturadas para nuestro organismo ya que este conlleva a muchas enfermedades , obstrucciones circulatorias y posiblemente a no tener una calidad larga de vida.

Andrea Chinga dijo...

Comer demasiadas grasas saturadas es uno de los mayores factores de riesgo de cardiopatía. Una dieta alta en grasas saturadas hace que una sustancia cerosa y suave denominada colesterol se acumule en las arterias. El exceso de grasa también incrementa el riesgo de cardiopatía, debido a su alto contenido de calorías que incrementa la posibilidad de volverse obeso (otro factor de riesgo de cardiopatía y de algunos tipos de cáncer).

El consumo abundante de grasas poliinsaturadas puede incrementar el riesgo de algunos tipos de cáncer. El hecho de reducir el consumo diario de grasa no es garantía contra el desarrollo del cáncer o cardiopatía, pero sí ayuda a reducir los factores de riesgo.

Recomendaciones Volver al comienzo

Seleccionar alimentos magros, ricos en proteína como la soya (soja), el pescado, el pollo sin piel, la carne muy magra y los productos lácteos al 1% o libres de grasa.
Consumir alimentos que sean naturalmente bajos en grasa, como los granos enteros, las frutas y las verduras.
Obtener mucha fibra soluble, como avenas, salvado, arvejas secas, legumbres, cereales y arroz.
Restringir los alimentos fritos y los alimentos horneados preparados comercialmente (rosquitas fritas, bizcochos, galletas).
Limitar el consumo de productos animales, como las yemas de los huevos, los quesos, la leche entera, la crema de leche, el helado y las carnes grasosas (y las porciones grandes de carne).
Mirar las etiquetas de los alimentos, especialmente el nivel de grasa saturada, al igual que evitar o limitar los alimentos con niveles altos de grasa saturada.
Buscar en las etiquetas de los alimentos palabras como "hidrogenada" o "parcialmente hidrogenada". Estos alimentos están cargados de grasas dañinas y se deben evitar.
El aceite vegetal líquido, las margarinas suaves y las margarinas libres de ácidos transgrasos son preferibles a la mantequilla, la margarina en barra o la grasa para pastelería.
Los niños menores de dos años NO deben estar bajo una dieta restringida en grasas porque se cree que el colesterol y la grasa son nutrientes importantes para el desarrollo cerebral.

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002468.htm


Estos textos nos expresa el peligro de abusar de las grasas saturadas en nuestra comida y todo lo que peude acarrear.
En cuanto a las enfermedades no solo puede presentarse en gente adulta si no en gente joven asi que hay que cuidar nuestra salud

Diana Palacios dijo...

CREENCIAS Y FALSOS CONCEPTOS DE LAS PERSONAS.

Ahora último la gente viene teniendo ideas falsas sobre el colesterol, por ejemplo muchos creen que si la información nutricional de su comida favorita dice que no contiene colesterol, pueden estar seguros de que es una elección "saludable para su corazón".

Pues lamentablemente no siempre es así.
La información nutricional de los alimentos es muy útil al momento de elegir alimentos saludables para el corazón, pero usted debe saber qué es lo que está buscando. Muchos alimentos "bajos en colesterol" contienen altos niveles de grasas saturadas o ácidos grasos trans, que contribuyen con altos niveles de colesterol en la sangre. Incluso algunos alimentos que dicen ser "bajos en grasas" pueden tener contenidos de grasa más altos de lo que se esperaba. Lo ideal sería que uno busque la cantidad de grasas saturadas, las grasas totales, colesterol y calorías totales de una porción del producto. También sería excelente revisar cuántas porciones contiene.
La mayoría de las veces la porción es más pequeña de lo que pensaba.

El primer ingrediente enlistado es el más utilizado en el producto, así que elija los productos en los que las grasas y los aceites aparezcan al último en la lista de ingredientes.
La Administración de Alimentos y Fármacos (Food and Drug Administration) requiere que todos los alimentos enlisten los ácidos grasos trans.
Los ácidos grasos trans se pueden encontrar cantidades variables en la mayoría de los alimentos con aceites parcialmente hidrogenados, como productos horneados, fritos y algunas margarinas y lácteos. Conozca sus grasas.

Por otro lado, existe gente de contextura delgada que piensa que no pueden ser propensas y no deben preocuparse por su colesterol alto. Pues es una idea totalmente errada.

SI bien es cierto, las personas con sobrepeso tienen más probabilidades de tener colesterol alto porque comen muchos alimentos grasos, pero las personas delgadas también tienen que revisar su colesterol con regularidad.
Muchas veces quienes no suben de peso con facilidad están menos conscientes de qué tantas grasas saturadas comen. Nadie puede "comer lo que quiera" y tener un corazón saludable. Revise su colesterol constantemente, sin importar cuánto pesa, sus hábitos de ejercicio y su dieta.

Dicen por ahí algunas personas que los huevos no son tan malos para el colesterol después de todo, así que piensan que sería conveniente comer dos huevos en el desayuno todos los días.

Pues esta gente lo que no sabe es que un huevo contiene alrededor de 213 miligramos del colesterol necesario para su dieta. Eso es bastante, tomando en cuenta que el límite de colesterol diario recomendado es de 300 miligramos. Un huevo al día puede cumplir con las pautas de un corazón saludable sólo si se limitan otras fuentes de colesterol, como carne roja, aves y lácteos.
Por ejemplo, comer un huevo y tomar dos tazas de café con leche en el desayuno, para el almuerzo cuatro onzas de una pechuga de pavo sin grasa y una cucharada de mayonesa y en la cena una porción de seis onzas de bistec del costillar equivaldrían a aproximadamente 510 mg de colesterol en un día, casi el doble del límite recomendado. Si va a comer un huevo cada mañana sustituya algo de la carne por verduras o tome el café sin leche.


Y como última creencia errada es que muchas mujeres adultas creen que por ser mujeres, no deben preocuparse del colesterol, ya que este resulta ser un problema que afecta a hombres.

Por lo general, las mujeres premenopáusicas están protegidas contra los altos niveles de colesterol LDL (malo) debido a que la hormona femenina, estrógeno, tiende a elevar los niveles de colesterol HDL (bueno). Puede que las mujeres posmenopáusicas se den cuenta que incluso una dieta saludable para el corazón y el ejercicio constante no son suficientes para evitar que el colesterol aumente.

Si está próxima a la menopausia, es muy importante que se revise el colesterol y que hable con su médico acerca de sus opciones. La terapia hormonal posmenopáusica (THP, antes conocida como terapia de reemplazo hormonal o TRH) no se recomienda para prevenir las enfermedades cardiacas y puede que no funcione para todas las mujeres. Para leer sobre los principales hallazgos de la THP y la posición de la American Heart Association, utilice nuestra herramienta de búsqueda y escriba terapia hormonal (hormone therapy).


Fuente de información:
http://recetas.losclasificados.com.pe/content/view/49/32/

Diana Palacios dijo...

En esta ocasión me gustaría compartir con todas una recomendación, que a mi parecer, es de suma importancia.
Muchas veces estamos acostumbradas a comer salchipapas, pan con chorizo y ese tipo de cosas en las calles. Pues bien, debemos ser muy cautelosas porque generalmente la gente que lo prepara solo piensa en su bolsillo y no piensa en el cuidado de la salud de su comensal, puesto que muchas veces los aceites que utilizan en la preparación de sus potajes, son utilizados una y otra vez hasta tomar un color negruzco y un olor nauseabundo.
Es una reomendación adicional, que creo que no esta demás.

Lizeth Cueva dijo...

analizando los interesantes comnetarios de mis compañeras, me doy cuenta que todas ya han dejado muy en claro que son las grasas saturadas e insaturadas.sin embargo, ahora que me encuentro navegando he encontrado un dato CURIOSO e IMPORTANTE.
*Y las grasas TRANS...¿Qué son?*

Si bien este tipo de grasas se encuentra de manera natural en algunos alimentos, especialmente en los de origen animal, como por ejemplo la carne y algunos productos lácteos, el mayor debate se ha instalado sobre aquéllas que se forman como resultado de procesos industriales en la elaboración de margarinas, mantequillas y otros productos como snacks o galletas procesadas o fritas en los aceites denominados “parcialmente hidrogenados”.

Justamente, es esta “hidrogenación” la causante de que los ácidos grasos insaturados –de origen vegetal y cuyo estado natural es líquido- se vean químicamente alterados para conseguir, o bien un líquido más estable, o bien un elemento semisólido o sólido.

Estos ácidos grasos insaturados “transformados” derivan en una forma menos saludable de poliinsaturados que producen en el organismo un efecto similar al de los saturados. De esta manera, atentan en mayor medida contra los niveles de colesterol (el LDL o “malo”) y, por ende, pueden acarrear inconvenientes cardiovasculares.

Entre las razones por las que se usan aceites vegetales parcialmente hidrogenados en la fabricación de distintos alimentos es en que éste les otorga mejor textura y ayuda a que se mantengan frescos por más tiempo, es decir, evita que se pongan rancios. Además, en principio, se había encontrado en ellos una alternativa más “saludable” en comparación con otros con niveles más altos de grasas saturadas, como las grasas vacunas, la manteca y otros aceites vegetales altamente saturados como el de palma, nuez de palma y el de coco.

http://www.vitadelia.com/2007/08/22-y-las-grasas-trans%e2%80%a6-%c2%bfque-son

Lizeth Cueva dijo...

CONSEJOS PARA QUE LAS GRASAS NO AFECTEN NUESTRO SISTEMA CIRCULATORO
1. Mantener una dieta sana a base de frutas, verduras, legumbres, cereales, aceite de oliva, con poca carnes grasas, poca fritura y pocos embutidos.

2. Optar por las castañas tostadas de postre en la época invernal, ellas estimulan el riesgo sanguíneo cerebral.

3. Cuidar las posturas: no estar mucho tiempo de pie sin caminar, arrodillarse lo menos posible y no estar muchas horas sentado.

4. Realizar una actividad física al menos 3 veces a la semana para reactivar el flujo de sangre, son buenos ejercicios caminar, bailar, nadar o andar en bicicleta.


http://www.nutricion.pro/04-02-2008/sentirse-bien/6-consejos-para-cuidar-el-sistema-circulatorio

Jackelin Murga dijo...

Luego de haber leido el texto propuesto e investigado extensamente e llegado a la conclusion:de que las grasas saturas se puede encontrar en muchos de los alimentos que comemos como por ejemplo en el tocino, en el sebo, en las mantecas de cacao o de cacahuete,etc.
Como se sabe nuestro cuerpo usa este tipo de grasa, principalmente, para producir energía.
Por ejemplo:La carne roja, productos lácteos y otros alimentos de origen animal están compuestas, en su mayoría, por moléculas largas de ácidos grasos saturados, y al consumirlo en exceso la consecuencia que nos puede ocasionar son problemas cardiovasculares, etc.
Una de las principales ventajas de las grasas saturadas es: que tienen pocos problemas de ranciedad, y mantienen su integridad mucho mejor que los aceites de cocina.
Uno de los datos muy importantes para las personas que poseen un nivel alto de triglicéridos en la sangre es que solo se centran en reducir las de la dieta pero no se dan cuenta que al mismo tiempo tambien los azucares y féculas influyen negativamente en la salud de nuestro sistema cardiovascular y endocrino.



http://www.enbuenasmanos.com/articulo/muestra.asp?art=53

http://es.wikipedia.org/wiki/Grasa

Jackelin Murga dijo...

Algo muy importante e interante que logré encontrar referente a las grandes cuestiones de la salud fue:Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existe una relación entre grasas alimenticias y enfermedades cardiovasculares como por ejemplo, la cardiopatía isquémica. Es así que los ácidos grasos saturados aumentan el llamado "colesterol malo" o LDL (lipoproteína de baja densidad). La sustitución más eficaz para los ácidos grasos saturados, en términos de resultados de cardiopatía isquémica, son los que son ricos en enlaces no saturados, sobre todo el ácido linoleico. Este descubrimiento se apoya en resultados de varios grandes procesos clínicos aleatorios, en los cuales el reemplazo de los ácidos grasos saturados y trans por aceites vegetales ricos en enlaces no saturados disminuyó el riesgo de cardiopatía isquémica. Las dietas ricas en grasas saturadas están relacionadas con una mayor frecuencia de aterosclerosis y cardiopatía isquémica según varios estudios, tanto en monos verdes africanos como en humanos. Numerosos estudios sugieren que las dietas ricas en grasas saturadas aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.
En conclusion: aquellas personas cuyas dietas son tiene ricas en ácidos grasos saturados tienen una probabilidad más alta de padecer de cardiopatía isquémica.Gracias a unos estudios experimentales controlados han encontrado que la gente que consume dietas altas en grasas saturadas experimenta cambios negativos en su perfil de colesterol.


http://www.muydelgada.com/wiki/Grasas_saturadas/

Jackelin Murga dijo...

Una noticia interesante que logre encontrar y quisiera compartirles a suetedes a partir de dicha investigacion fue:Según estudios recientes sobre los hábitos de alimentación en España realizados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), nuestra dieta contiene excesiva cantidad de grasas perjudiciales para el corazón.

Para poder reducir las grasas saturadas de la dieta se recomienda:

Eliminar la grasa visible de carnes y aves antes de cocinar.
Escoger preferiblemente carnes magras con mayor frecuencia que las semigrasas y extragrasas: pollo y pavo sin piel, conejo sin grasa visible, filete de ternera, solomillo de ternera y cerdo, cinta de lomo, magro de cerdo, caballo, potro&
Desgrasar los caldos de ave, carne y huesos en frío.
Limitar el consumo de fiambres y embutidos grasos, foie gras y patés.
No abusar de la nata, mantequilla, tocino, sebos, etc.
Si se toman más de 2 vasos de leche entera al día, se recomienda que la cantidad "extra" sea en forma de lácteos bajos en grasa (semidesnatados o desnatados).
Comer al menos cuatro veces por semana pescado (blanco y azul) y huevos, no más de tres veces por semana.
Consumir con moderación aquellos alimentos que se elaboran con aceite de coco y de palma (cierta repostería industrial envasada, snacks fritos, etc.)



http://www.consumer.es/web/es/alimentacion/aprender_a_comer_bien/adulto_y_vejez/2001/05/14/35226.php

Jackelin Murga dijo...

Luego de haber leido algunos comentarios de mis compañeras yo estoy de acuerdo conm que los acidos grasos saturadosque se encuentran, principalmente, en los alimentos de origen animal- ya que está comprobado que son dañinos para el corazón y el sistema circulatorio, y mas aún si esque es consumido en exceso puede ocasionar un colesterol malo en la sangre, yo peinso que esto tambien se puede comparar a un caso de diabetes o azucar en la sangre que tambien es causado por comer muchos carbohidratos en especial los dulces o grasas.
Es po ello que siempre uno primero tiene que darse cuenta que es lo que va a ingerir y nunca comer por comer, tiene que darse cuenta tambien algo que sea bueno para su salud.
Algo muy dificil para todas las personas es dejar de consumir alimentos grasos, tales como comidas chatarras, grasas, etc ya que todo lo que nos hace daño es lo que mas se consume. es por ello que yo concuerdo mucho con los comentarios de mi compañera kimie

Jackelin Murga dijo...

Una noticia realmente impactante para mi fue: Exceso de azúcar y grasas saturadas en los cereales

El desayuno como una de las comidas más importantes del día vuelve a nuestras páginas, en esta ocasión para detenernos en uno de los alimentos que suelen contribuir a tomar un desayuno completo y equilibrado: los cereales.

No viene mal echar un vistazo a los valores nutritivos de los cereales, sobre todo si éstos van en el desayuno de nuestros hijos de manera cotidiana. Porque precisamente son los cereales infantiles aquéllos que suelen endulzarse más

Nuestros compañeros de Directo al paladar advierten de una cuestión a tener en cuenta: 9 de cada 10 cereales tienen cantidades excesivas de azúcar.

A esta conclusión se ha llegado tras un análisis realizado por la organización de consumidores Facua de un total de 155 variedades de cereales. Altos niveles de azúcar en 134 de los productos, excesivas grasas saturadas en el 25 de ellos y también niveles excesivos de sal en 35 de los artículos.
De cualquier modo, dejar a unos cereales la mayoría del protagonismo en el desayuno de los pequeños que están en pleno crecimiento, no es adecuado. El desayuno ha de ser variado, e incluir, aparte de lácteos, frutas naturales (piezas o zumos).

Los hidratos de carbono, aparte de por los cereales, también pueden ser aportados por el pan (mejor si no es de molde) o las galletas, aunque éstas también pueden contener exceso de azúcar o grasas saturadas. Y siempre cuidando la inclusión de bollería industrial, la más perjudicial para la salud.

Como pudimos observar siempre uno tiene que observar que es lo que va a comer porque derrepente en algunos alimentos menos pensados poseen acidos grasos saturados que nos puede producir alguna enfermedad.


http://www.bebesymas.com/2008/04/01-exceso-de-azucar-y-grasas-saturadas-en-los-cereales

Anita camones dijo...

Despues de haber leído sobre el tema y haber hecho otros comentarios anteriores a este, encontré algunas noticias sobre las grasas saturadas que quiero compartir con ustedes, encontré varias pero una de las que considero mas interesantes fue esta:
Se ha publicado un estudio elaborado por expertos de la Universidad de Columbia en el que se muestra que la Dieta Mediterránea aumenta la esperanza de vida de los enfermos de Alzheimer. Muchos son los beneficios que se le han atribuido a esta dieta durante los últimos años, cada vez es más amplia la acreditación saludable y beneficiosa que muestra, de ahí que se haya querido incluir en la lista de patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

Los científicos estudiaron durante cuatro años a 192 enfermos de Alzheimer que mantenían distintas dietas, las estadísticas reflejaban que cuanto más se acercaba la dieta del enfermo a la dieta Mediterránea, más aumentaba su esperanza de vida llegando a prolongarse hasta cuatro años en el caso de quienes la seguían a raja tabla.
Es evidente que para las personas enfermas una dieta cargada de grasas saturadas y carnes no es nada recomendable, pero tampoco lo es para las personas sanas, ya que con el tiempo sufren distintas enfermedades consecuencia de la dieta. Nuestra recomendación es mantener un estilo de vida saludable donde la Dieta Mediterránea y el ejercicio físico sean las tónicas dominantes, ya lo sabéis.
El estudio ha sido publicado en la revista electrónica de la Academia Americana de Neurología.


http://www.vitonica.com/tag/grasas+saturadas

Anita camones dijo...

Creo estar deacuerdo con mis demás compañeras, todas tiene un punto diferente y también coinciden en varias opiniones acerca de este tema.
No obstante debo agregar que más del 25% de la población mundial tienen algún tipo de enfermedad cardiovascular , siendo uno de los más grandes causantes de muertes en el mundo y la primera causa de muerte natural. En su mayor parte están relacionadas a nuestra alimentación.
Es hora pues, de tener mas cuidado con lo que consumimos, creo que al menos nosotras al habernos informado mas acerca del tema, estamos en las condiciones de mejorar nuestra alimentación, pues aseguraríamos una mejor salud para nuestro futuro.
Debido a ala importancia que tienen el sistema circulatorio, y en especial el corazón, cualquier alteración en su forma o función, provoca trastornos circulatorios y como consecuencia daña la función de los tejidos vitales. En su mayor parte es por esto, que debemos cuidarnos si queremos tener una larga y saludable vida.
Desde el nacimiento hasta alrededor de los 5 años las dificultades que se presentan son, casi siempre, de carácter congénito. Después de esta edad se desarrollan las afecciones carácter reumático. Pasados los 35 años empiezan a manifestarse los problemas de las coronarias, la arteriosclerosis y la hipertensión arterial, que pueden terminar en un infarto cardiaco.
Solo me queda decir que dabemos preocuparnos mas por cuidar nuestra salud, ya que como hemos visto están en constante descuido.

http://www.vitadelia.com/tag/grasas-saturadas-e-insaturadas
http://www.diariosalud.net/content/view/5657/413/

Kimie Nakashima dijo...

SABE PORQUE LOS JAPONESES SON TAN DELGADOS, SALUDABLES Y SOBRE TODO PORQUE VIVEN MAS…………….

Ya casi todas mis compañeras han hablado acerca de lo perjudicial que es consumir alimentos con grasas saturadas. Lo importante es tomar cuenta las precauciones sobre estos alimentos.
Una estadística reciente en el grupo del banco mundial indica que los japoneses tienen la vida más larga en el mundo. ¿Cómo los japoneses la hacen?
Y ESA MISMA PREGUNTA SE LA TRASLADO A MI FAMILIA QUE VIVE EN JAPON……Y además soy testigo de eso… Cuando ellos regresan al Perú o viene de visita están bien delgados y saludables

Ellos me dicen que después de mirar personalmente y de experimentar la forma de vida japonesa en Tokio por tres años, aprendieron, sobre como vive la gente japonesa así que deseo compartirá algunos de sus secretos.


Primero. La dieta japonesa no se centra en las comidas. Como hoy que quiero comer para el gusto?. La decisión consciente es ¿cuál sería bueno para mí?
Así tenemos que ellos comen:

.- Pescados y solo la carne de la vaca de KOBE baja en el riesgo de los ataques del corazón.

Una fuente de la proteína, es el pescado, común en la mayoría de las comidas. La carne roja está considerablemente más costosa y se consume menos. El pescado es más sano y más fresco, es mejor. Ojo no todo el pescado en Japón es consumido crudo, puede ser (asado a la parilla, cocido al horno, frito, escalfado, etc). Además, las mujeres japonesas creen que la piel de los pescados ayuda a belleza natural de su piel y mejoran su tez.

.- Otro alimento que consumen son los productos de la soja ayudan a reducir la enfermedad cardiaca y la tensión arterial alta y son una gran fuente de la proteína.

Los productos del queso de soja, como el Tofú son también indispensables en la dieta japonesa. Las sojas proporcionan la proteína adecuada sin la grasa y el colesterol saturados de carnes y de la leche de alto grado en grasas. La salsa de soja, el queso de soja, y el natto (habas de la soja mezcladas con el huevo crudo servido sobre el arroz) son algunos ejemplos del diario consumo.

También se ayudan de la harina del trigo y del alforfón en el proceso digestivo.

.- El consumo de almidones está en un mínimo y no contiene ninguna harina blanca. Los tallarines japoneses se hacen de la harina de trigo o de la harina del alforfón. (Este trigo es para tratar enfermedades cardiovasculares) Ambos son más sanos que la harina blanca enriquecida. El arroz siempre esta en la dieta pero consiste en un tazón pequeño en las comidas, ojo este arroz es sin aceite sin sal.

.- Ahora bien el sentarse a comer en el Japón es comer poco todos los platos son pequeños muy pequeños ya que las porciones más pequeñas reducen la oportunidad para comer en exceso.

.- Otro de los productos que se consume es el té de Oolong, té verde japonés servido caliente o frío, esta ayuda a romper el aceite en el sistema digestivo y se consume generalmente siempre o cuando se presentan alimentos fritos o se están sirviendo los alimentos empanados.

Estos cinco secretos ayudan a explicar porqué son los japoneses están siempre sanos y tienen una vida más larga. Ahora ya lo sabemos, solo que al final de cuentas tenemos que tener fuerza de voluntad para poder vivir saludablemente ya lo sabe….seguro tenemos muchas dietas y diferentes tipos de comidas para poder estar saludables.
...TODO DEPENDE DE NOSOSTROS MISMOS SI QUIERES VIVIR MAS, MEJOR Y SALUDABLES ENTONCES APRENDE A COMER Y DIGASE A SI MISMO ..¿QUÉ ES BUENO PARA MI?

AHORA SI BUEN PROVECHO….¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Kimie Nakashima dijo...

SABIAS DE ESTAS GRASAS…SI ALGUNAS YA SABEMOS QUE…. Las grasas trans…SON UNA BOMBA DE TIEMPO.
Ya sabemos algunas compañeras que estas grasas han sido creadas al agregar hidrogeno al aceite vegetal, un proceso llamado hidrogenación. Solo que este proceso es el que incrementa la frescura del producto en el almacén y además estabiliza el sabor de los productos que contienen este tipo de grasa.
Estas grasas trans lasa encontramos en las grasas sólidas, como algunos tipos de margarinas, galletas, bocaditos envasados, chips, y otros alimentos hechos o fritos con aceites parcialmente hidrogenados, como por ejemplo las papas fritas.
Por inocentes y beneficiosas que parezcan, las grasas trans, y Uds. diran se acabaron nuestros problemas a comerrrrrrrr…….NO PARA NADA SE ACABARON LOS PROBLEMAS ya que al igual que las grasas saturadas y una dieta rica en colesterol SON UNA BOMBA DE TIEMPO. Estas grasas incrementan el llamado colesterol malo, que a su vez tiene un efecto negativo para la salud, sobre todo en el riesgo de enfermedades del corazón.
QUEDO CLARO ENTONCES
Por otro lado es importante saber que las grasas son una fuente mayor de energía y que ayudan a la absorción de las vitaminas A, D, E, y K así como de los carotenoides (un tipo de pigmento soluble en grasa que contribuye a la pigmentación, sirve como antioxidante y ayuda a la absorción de la vitamina A). Tanto los alimentos de origen animal como vegetal contienen grasas, y cuando estas se consumen con moderación, cumplen una importante función para el crecimiento, desarrollo y mantenimiento de una buena salud.
Y aunque no lo crean estas grasas como ingredientes en nuestras comidas, proveen sabor, consistencia y estabilidad. Además, ayudan a crear esa sensación de estar satisfechos o llenos……
Los padres deben ser especialmente concientes de que las grasas son fuentes importantes de calorías y nutrientes para niños y bebés hasta los dos años, el grupo que tiene las más altas necesidades de energía que cualquier otro grupo de edad.
PERO, Si bien las grasas no-saturadas son benéficas cuando se consumen con moderación, las grasas saturadas y las grasas trans no lo son, así estamos coincidiendo con mis compañeras. Las grasas saturadas y las grasas trans nos ponen en riesgo directo de desarrollar enfermedades del corazón.
Por eso es importante que cuando compare los alimentos que va a comprar, lea la información nutricional y escoja los alimentos con los niveles más bajos de grasa saturada, grasa trans y colesterol. NUNCA asumamos que todos los productos son iguales, porque a veces, productos similares pueden variar en el contenido de calorías, ingredientes, nutrientes, así como el tamaño y el número de porciones en cada envase. Además la información nutricional puede cambiar en cualquier momento. Por lo tanto cuando vayamos de compras con tranquilidad observemos todos los ingredientes y sobre todo la cantidad y que tipo de grasa tiene le producto que nos llevaremos al organismos de nosotros depende estar con EXCELENTE SALUD.
AHORA LES DIGO QUE ALIMENTOS TIENE GRASAS TRANS:
Galletas, pasteles, tortas y pan (40%)
Productos de origen animal (21%)
Margarina (17%)
Papas fritas (8%)
Papas fritas, nachos, palomitas de maíz empaquetadas (5%)
Aderezo de ensaladas (3%)
http://www.google.com.pe/search?hl=es&q=las+grasas+trans&meta=
http://www.ific.org/sp/publications/qa/transqasp.cfm
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2008/07/26/nutricion/1217068097.html
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/news/fullstory_66415.html
http://www.universityofcalifornia.edu/news/spanish/article/31

Kimie Nakashima dijo...

Nueva York, libre de grasas
La batalla por la comida sana llevo recientemente a prohibir las saturadas
Para las autoridades responsables, y sobre todo con inteligencia el pensar que si tenemos mas personas saludables el estado gastara menos en el rubro de salud, y entonces ese dinero se utilizara en otras obras que se requiera en cada país o estado, es el caso de Nueva York, en donde se viene llevando a cabo una batalla por una comida libre de grasas saturadas.

El dicho es que: SI INVIERTES EN EL PRESENTE EL FUTURO SERA MEJOR, O LO NATURAL ES LO MEJOR. Lugar en donde el alcalde de Nueva York tiene emprendida una dura batalla desde hace dos años por la comida sana. A sido el primero en instaurar en EE UU una legislación para eliminar la presencia de grasas saturadas en los menús, las conocidas como trans-fats, y hacer frente al creciente problema del exceso de peso, diabetes y enfermedades cardíacas. La medida entró en vigor el pasado 1 de julio.

La iniciativa, no exenta de polémica, se hizo pública hace dos años. Se calcula que los neoyorquinos consumen a diario un tercio de las calorías fuera de sus casas. Eso explica que en la ciudad de los rascacielos haya entorno a 25.000 restaurantes o locales donde se vende comida. Para esto se les ha dado18 meses para adaptar sus recetas y cocinas para que la comida que sirven tenga menos de 0,5 gramos de estos aceites por plato.
Los locales que no acaten la legislación pueden ser sancionados con hasta 2.000 dólares (1.260 euros). Las grandes cadenas de restauración (más de 15 locales) están obligadas a presentar el contenido calórico de los alimentos, con el mismo tipo de letra y tamaño que el precio.
La medida es pionera en EE UU. California podría ir más allá y así se ha convertido en el primer estado en prohibir el uso de estos aceites vegetales y animales saturados, el gobernador, Arnold Schwarzenegger, estampo su firma en una legislación recientemente aprobada por su legislativo, y para el 2010 sera obligatoria esta norma en los restaurantes. Ya que La American Heart Association asegura que las trans-fats aumentan los riesgos de enfermedades coronarias, al elevar los niveles de colesterol malo.
Así investigue que : Según el reporte de la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD estas enfermedades se están convirtiendo en epidemias, ya que las cifras alarmantes de personas muriendo cada día por enfermedades del corazón y arteriosclerosis y demás esta decir de la diabetes, por lo tanto es recomendable hacer caso a estas disposiciones al final de cuentas es en beneficio de nuestra salud, familia y en general.
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Nueva/York/libre/grasas/elpepisoc/20080721elpepisoc_5/Tes

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Schwarzenegger/elimina/grasas/trans/California/elpepusoc/20080726elpepusoc_2/Tes

Jesús de María dijo...

Despuès de realizar un minucioso anàlisis sobre el consumo de grasas saturadas e insaturadas. Es necesario mencionar que el organismo recibe las grasas de la dieta y tras descomponerlas en ácidos grasos los pasa a la sangre, formando los llamados triglicéridos. Por los estudios realizados sobre determinadas enfermedades cardíacas y vasculares, se sabe que éstas pueden ser causadas por dietas ricas en grasas, especialmente si se trata de grasas saturadas, ya que elevan el nivel de colesterol en sangre.
Es por ello que estoy totalmente con lo que afirma nuestras compañeras Kimie y Claudia Agurto.

Para explicar un poco màs sobre las grasas saturadas e insaturadas aquì les presento algunos ejemplos, como:

El aceite de oliva es una grasa insaturada que se ha demostrado excelente para prevenir los accidentes vasculares por altos niveles de colesterol.

El colesterol es un lípido muy difundido en los tejidos animales, y de importancia para sintetizar variadas sustancias, tales como la vitamina D, la bilis, las hormonas sexuales, o las hormonas de la corteza suprarrenal (corticoesteroides).

Sin embargo, un alto nivel de colesterol en la sangre promueve la obstrucción de las arterias, al depositarse la grasa en sus paredes y sedimentarse con cierta dureza, produciendo rigidez y disminuyendo el volumen del riego sanguíneo.

Cuando esto se produce en las arterias coronarias, que tienen la misión de regar las paredes externas del corazón, se puede interrumpir el suministro y conducir finalmente a un ataque al corazón (infarto cardíaco o de miocardio).

Además de a niveles altos de colesterol, un consumo excesivo de grasas está asociado a la obesidad, enfermedades de la vesícula biliar y algunos tipos de cáncer.

Fuente: http://www.alimentacion-sana.com.ar/informaciones/novedades/grasas2.htm

Jesús de María dijo...

Deseaba compartir esto con ustedes: ANALIZAN EL CONTENIDO DE GRASAS SATURADAS E INSATURADAS TRANS EN LOS ALIMENTOS

Maryland, EE.UU.: El nivel de grasas trans es altamente variable entre diferentes grupos de alimentos así como entre alimentos de la misma categoría, probablemente por diferencias en la manufactura de los mismos. Es importante conocer los niveles de estas grasas presentes en los alimentos ya que su ingesta estaría asociada con mayor riesgo cardiovascular.

Las grasas saturadas y las hidrogenadas, juntamente con el colesterol, se deben ubicar dentro de las grasas malas ó indeseables, dado que su consumo aumenta el colesterol en la sangre. Se debe tener presente que existen gran cantidad de alimentos de consumo masivo que no poseen colesterol en su composición, pero sí grasa hidrogenada ,cuyo efecto final es el aumento del colesterol en la sangre.

Es por ello, que es esencial como lo mencionó Kimie el hecho de consumir alimentos balanceados, no únicamente con la finalidad de no sentir el estómago vacío sino también por el hecho de nutrirnos bien.

http://www.cooperativaobrera.com.ar/alimentacion_salud/grasas_y_alimentacion.jsp

Jesús de María dijo...

Quería comentarles lo que encontre sobre la importancia de las grasas insaturadas.

Las grasas insaturadas se dividen en 3 grandes grupos:
•Monoinsaturada omega 9;
•Polinsaturada omega 6;
•Polinsaturada omega 3.

Estos términos, si bien para muchos pueden resultar conocidos, resultan desconocidos para la mayoría de la población.
Haciendo una simplificación, se puede decir que la grasa insaturada omega 9 se encuentra principalmente en los aceites de girasol alto oleico y oliva, la omega 6 en los aceites de girasol y maíz, y la omega 3 en los aceites de soja y canola.
Diversos estudios científicos demostraron que no todas las grasas insaturadas tienen el mismo efecto sobre el colesterol sanguíneo.

Las grasas insaturadas omega 9 y omega 6 tienen el efecto de disminuirlo, con lo cual disminuye la tendencia a la pérdida de elasticidad de las paredes arteriales, lo que redunda en un mejor funcionalismo de las arterias.

La grasa insaturada omega 3 no tiene mayores efectos sobre la colesterolemia, pero sí interviene en la producción de moléculas activas que tienen efecto sobre la fluidez de la sangre y sobre la producción de coágulos sanguíneos espontáneos.
Estas grasas también tienen efectos sobre la concentración de triglicéridos en la sangre.
Al igual que el colesterol, los triglicéridos deben mantenerse dentro de valores considerados "deseables", ya que elevadas concentraciones aumentan la predisposición a ciertas complicaciones, como infarto cardíaco y pancreatitis.

Los hábitos alimentarios saludables son la base de la prevención y del control de varios factores de riesgo que predisponen al infarto cardíaco, tales como la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, la hipercolesterolemia y la obesidad.

Además, para complementar los buenos hábitos alimentarios es importante evitar el sedentarismo realizando algún tipo de gimnasia ó deporte, así como también evitar el tabaquismo.

A parte de ello, deseaban mencionar que los ácidos linoléicos (mencionados con anterioridad por Melissa) es un ácido graso esencial ya que nuestro cuerpo no puede sintetizarla y de todas maneras tiene que ser obtenida de manera herterotrófica.

Fuente: http://www.olivella.org/Rafanell/SIGLO%20XXI/NUTRICION/GRASAS%20COMESTIBLES.doc

Fatima Peralta dijo...

Quería decirles que como este es un curso de química, deberíamos hablar acerca de este, por ello cuando investigué y encontré esta información no dudé en publicarla aquí:
Los ácidos grasos, que no son más que, básicamente, cadenas de átomos de carbono que pueden o no estar unidas químicamente a otros átomos, los de hidrógeno. Y es aquí donde radica la principal diferencia: hablamos de ácidos grasos saturados cuando éstos poseen todos sus átomos de carbono ligados a los de hidrógeno, mientras que nos referimos a los ácidos grasos insaturados cuando uno o más pares de átomos de carbono están libres –sin unión química con los de hidrógeno.

http://www.vitadelia.com/tag/grasas-saturadas-e-insaturadas

Fatima Peralta dijo...

Yo concuerdo con los comentarios de todas y además broindan información extra, pero concuerdo más con la de jesús. Por lo que quiero también agregar más información a lo que ustedes han puesto.

¿Existen grasas malas y grasas buenas?
Las grasas son el combustible que hace posible todo nuestro accionar, la energía requerida para cualquier actividad sea consciente o inconciente, sea a nivel celular o a nivel masivo, proviene principalmente de las grasas, los azúcares o almidones hacen su parte importante cuando se trata de abastecer energía instantanea en el momento que tenemos que hacer esfuerzos extraordinarios (este tema ya lo vimos: glúcidos), pero para las actividades más comunes, aunque sean pesadas, el cuerpo utiliza la energía de las grasas. Como la naturaleza es sabia y precavida nos provee con dos tipos de grasas: uno que es más activo y menos estable y otro tipo de grasa que se puede almacenar por más tiempo sin volverse rancia. El primero sólo puede durar unas horas o si mucho dos días en nuestro cuerpo y éste tiene que utilizarlo. El propósito del segundo tipo de grasas, más pasivo, es que el cuerpo pueda almacenarlo para los tiempos de hambre, o para el invierno en algunos animales que no pueden comer suficiente en dicha estación. Este tipo de grasas es el de menor abundancia en la naturaleza, sin embargo, en nuestra forma de economía humana, ha resultado al contrario debido precisamente a su mayor estabilidadad pues tiene una mayor vida de anaquel y conserva por mayor tiempo su buen sabor, por lo que los comerciantes y la industria de los alimentos la prefieren para la elaboración de todo tipo de alimentos, esta grasa saturada es entonces la que ingerimos en mayor cantidad, pero nuestro organismo quema primero la grasa insaturada que es más fácil de procesar y casi siempre sufrimos un déficit de esta grasa activa y un superávit de la grasa estable que se nos acumula en derredor de la cintura como si fueran tiempos de hambruna.
Entonces nuestro cuerpo pierde el balance entre estos dos tipos de grasa y esto es lo que es malo, no es que las grasas saturadas sean malas, más bien es que exista desbalance entre los dos tipos dentro de nuestro organismo lo que resulta desastroso.

Pero, ¿En qué afecta tener un desbalance entre los dos tipos de grasa?

La respuesta la encontramos en el objetivo de estas grasas, el propósito para el que el organismo almacene energía en forma de grasa es para poder prolongar la vida temporalmente mientras pasa el invierno o los tiempos de vacas flacas, pero lo malo es que al mismo tiempo que se empieza a acumular esa reserva de energía, también ocurren otros procesos en el organismo que también ayudan a este mismo propósito de mantenerse con vida el mayor tiempo posible pero con el menor gasto posible de enrgía con la esperanza de que cambien las circustancias antes de que acontezca la muerte. Además de reservar energía todos los procesos vitales entran en un estado de pasividad, consumiendo lo mínimo indispensable para subsistir, casi como un estado de hibernación, la misma grasa almacenada envía señales de decadencia al cerebro en lugar de las señales de crecimiento y de vitalidad que normalmente son enviadas al cerebro por parte de los músculos en movimiento , con estas señales de decaimiento el cuerpo se vuelve torpe y es demasiado difícil mover los músculos suficientemente para mantener la vitalidad. Entra pues el cuerpo en un estado perenne de decadencia (en espera sólo de la muerte).

¿Cómo se puede salir de un estado así?

Tres cosas son necesarias, compensar las señales de decadencia, balancear la dieta y tener ganas de vivir.
Lo único que puede contrarrestar las señales de decadencia de la hambruna y del invierno son las señales contrarias que los músculos en movimiento envían al cerebro cuando son utilizados al máximo de su capacidad. Como respuesta a estas señales de vida, el cerebro a su vez, envía órdenes de reconstrucción y acelera la corriente sanguínea para llevar a todos los rincones las sustancias vitales y también para diluir y remover los desechos que se fueron acumulando en las paredes de las venas y arterias durante el estado de mínima actividad. (Estos desechos acumulados son causa de ataque cardiaco cuando se desprenden en trozos suficientemente grandes como para taponar las coronarias).

El ejercicio físico, el movimiento de los músculos de forma frecuente y con perseverancia, es lo único que puede sacarnos del estado de decadencia y pasividad que acompañan la espera de mejores tiempos.
Pero además del ejercicio, se requiere también de una alimentación adecuada y un estilo de vida que tienda hacia la alegría de vivir, que sea optimista y que se tengan motivos para vivir.

¿Qué alimentos contienen grasas insaturadas?

Muchos de los productos del mar, como la macarela; las drupaceas oleaginosas comestibles como la nuez, la almendra, también el maní, las semillas de girasol, el piñón y la bellota; y ciertos frutos como el olivo y la palta.

http://www.vitadelia.com/tag/grasas-saturadas-e-insaturadas
http://www.zonadiet.com/alimentacion/l-aceite.htm

Fatima Peralta dijo...

Aquí se da información sobre cuáles son los alimentos que deberíamos y no comer.

Alimentos poco adecuados

Uno de los factores que influyen de forma más negativa sobre la circulación de la sangre, es el contenido en grasas saturadas de los alimentos. Este tipo de grasa se encuentra en los lácteos enteros, la nata, la mantequilla, los embutidos, el tocino, la repostaría industrial elaborada con aceites de coco o de palma, numerosos platos precocinados, etc. Un consumo excesivo de alimentos ricos en grasa saturada tiende a aumentar los niveles de triglicéridos y colesterol plasmáticos y aumenta la viscosidad de la sangre, lo que dificulta su circulación.

Otro aspecto a tener en cuenta es el contenido en sal de la dieta. La sal es la fuente principal de sodio en la alimentación, mineral que presenta la propiedad de retener agua, por lo que un exceso de sodio puede relacionarse con trastornos circulatorios y de retención de líquidos. Por ello, conviene vigilar la cantidad de sal utilizada para la condimentación de los platos, así como no abusar de alimentos ricos en sodio (o sal) como las aceitunas, los quesos curados, embutidos y aquellos a los que se les ha añadido una cantidad importante de sal durante su proceso de elaboración (encurtidos, salazones, conservas, patatas fritas...). Además existen sustancias como el café, el alcohol o el tabaco, que por su composición y su contenido de toxinas están contraindicados en caso de padecer problemas circulatorios.

Alimentos aconsejados

Existen diferentes alimentos que gracias a su composición y características, contribuyen a mejorar los problemas de circulación sanguínea. La grasa poliinsaturada al contrario que la saturada, tiene la capacidad de disminuir la viscosidad de la sangre, por lo que favorece la corriente sanguínea.

Este tipo de grasa se encuentra en los aceites de semillas (girasol, maíz, soja...), los frutos secos y el pescado azul. Además estas grasas aumentan el "colesterol bueno" y hacen que el "colesterol malo" no se acumule alrededor de las arterias, por lo que evitan la formación de placas en las paredes de los vasos sanguíneos.

Resulta también beneficioso consumir alimentos ricos en potasio. El potasio, al contrario que el sodio, tiene la propiedad de eliminar el agua por lo que es interesante incluir en la dieta alimentos que contengan este mineral, como hortalizas y verduras, frutas frescas, cereales integrales, levadura de cerveza y legumbres. Además, los alimentos vegetales son ricos fibra, un elemento muy beneficioso en caso de sufrir problemas de circulación, ya que la fibra tiene la facultad de captar ciertas sustancias a nivel intestinal impidiendo su absorción, entre ellas el colesterol y las grasas. De ahí la importancia de que incluir abundantes vegetales cada día y en cada comida, sobre todo si se sufren problemas circulatorios.

http://www.alimentacion-sana.com.ar/Informaciones/novedades/acirculacion.htm

Rosa Roncal dijo...

Antes de determinar determina cual es la relación entre el consumo de grasas saturadas e insaturadas con el buen funcionamiento del sistema circulatorio , definire las grasas saturadas e insaturadas.Las grasas saturadas son las que cada átomo de carbón de hidrógeno. son consideradas como "grasas malas" en la dieta. . La mayoria provienen de alimentos de origen animal (carne, leche y derivados sin desnatar como los quesos o yogures) Una manera de saber que se trata de grasas saturadas es que si no se calientan , son sólidas. Las plantas carecen de este tipo de grasas aunque existen algunas excepciones como el aceite de palma o el aceite de coco. aqui pongo algunos alimentos con sus grasas saturadas como ejemplo: salchicha (9g), Salmón(1g) ,pollo sin piel (0.9g), mantequilla (7g) ,leche entera(5g), leche descremada (0.3g) ,huevos (1.5g). Las grasas insaturadas son aquellas que carecen de átomos de hidrógeno , suelen mostrarse como líquidas a temperatura ambiente. estas grasas son conocidas como "grasas buenas" debido a que tienen la propiedad de controlar el colesterol y ayudan contra algunas enfermedades del corazón , estas grasas se subdividen en dos tipos :grasas monoinsaturadas que son aquellas que al carecer de un átomo de hidrógeno ,poseen un átomo de carbón de sustitución adicional. dos claros ejemplos son el aceite de oliva y el aceite de cacahuete, cuando estas grasas estan frías se hacen más espesas. Las grasas poliinsaturadas,son aquellas que carecen de 2 átomos de hidrógeno, poseen en su lugar dos atomos de carbón adicionales.el aceite de pescado, el aceite de semillas de girasol, el aceite de soja i el aceite de avellana son ejemplos de esta grasa. ahora hablare de sus efectos cuando uno piensa en grasa suele enlazar esta palabra a la obecidad o enfermedades . no obstante , las grasas son imprescindibles para el organismo , el problema se encuentra en la cantidad que nosotros consumimos.Las grasas estan asociadas a las enfermedades de la vesícula biliar y algunos tipos de cáncer.El organismo recibe las grasas de la dieta y tras descomponerlas en ácidos grasos los pasa a la sangre, formando los llamados triglicéridos. Por los estudios realizados sobre determinadas enfermedades cardíacas y vasculares, se sabe que éstas pueden ser causadas por dietas ricas en grasas, especialmente si se trata de grasas saturadas, ya que elevan el nivel de colesterol en sangre. sobre la dieta,En una dieta sana deben limitarse al máximo las grasas saturadas (procedentes generalmente de organismos animales). Por el contrario, es aconsejable sustituirlas por grasas insaturadas (procedentes de organismos vegetales), sobre todo si son del tipo poliinsaturadas, que tienden a reducir los niveles de colesterol. El aceite de oliva, por ejemplo, es una grasa no saturada que se ha demostrado excelente para prevenir los accidentes vasculares por acumulación de colesterol de baja intensidad en las arterias, gracias a su contenido en ácido oleico; es además un ingrediente de la tan afamada dieta mediterránea.Se recomienda que las grasas de la dieta aporten entre un 20 y un 30 % de las necesidades energéticas diarias. Pero nuestro organismo no hace el mismo uso de los diferentes tipos de grasa, por lo que este 30 % deberá estar compuesto por un 10 % de grasas saturadas (grasa de origen animal), un 5 % de grasas insaturadas (aceite de oliva) y un 5 % de grasas poliinsaturadas (aceites de semillas y frutos secos). Además, hay ciertos lípidos que se consideran esenciales para el organismo, como el ácido linoleico o el linolénico, que si no están presentes en la dieta en pequeñas cantidades se producen enfermedades y deficiencias hormonales. Estos son los llamados ácidos grasos esenciales o vitamina F. Si consumimos una cantidad de grasas mayor de la recomendada, el incremento de calorías en la dieta que esto supone nos impedirá tener un aporte adecuado del resto de nutrientes energéticos sin sobrepasar el límite de calorías aconsejable. En el caso de que este exceso de grasas esté formado mayoritariamente por ácidos grasos saturados (como suele ser el caso, si consumimos grandes cantidades de grasa de origen animal), aumentamos el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares como la arteriosclerosis, los infartos de miocardio o las embolias.



http://www.botanical-online.com/medicinalesgrasastipos.htm

Rosa Roncal dijo...

En mi opinion , estoy de acuerdo con la recomendación de Diana Palacios ya que hay que tener buena nocion a la hora de consumir alimentos y no deberiamos ingerir cualquier cosa de cualquier establecimiento, lo mejor que podriamos hacer para evitar las grasas saturadas es evitar comer frituras ya que el aceite le quita las propiedades de los alimentos y como ultima recomendacion, considero que uno debe de informar a los demas sobre las grasas que se encuentran en la comida que por mas deliciosa que sea puede estar llena de grasas que afectarian a nuestro organismo.

ZhAnDrA ChÁvEz dijo...

Tras haber buscado información, pretendiendo adicionar algo a lo que mis compañeras ya han escrito pues encontré que las grasas son compuestos orgánicos que constituyen la mayor fuente de energía de los organismos. Las grasas proveen 9 calorías por gramo, más del doble de las proveídos por los carbohidratos o por las proteínas.
Se le dice saturado porque el ácido graso esta lleno de átomos de hidrógeno. Estos pueden acomodarse muy juntos, por lo que forman un sólido a temperatura ambiente. Un ejemplo sería la grasa animal. En cambio, cuando el ácido graso está insaturado es porque hay dobles enlaces entre algunos de los átomos de carbono, además, hay menos átomos de hidrógeno. Un ejemplo es el aceite de linaza.
Existen dos clases de grasas saturadas e insaturadas:
* Las saturadas aumentan el colesterol en la sangre. El reducir a menos del 10% de la caloría, la grasa saturada contribuye a disminuir el nivel de colesterol en la sangre. Las grasas provenientes de la carne, leche y productos lácteos son las fuentes principales de grasas saturadas en la mayoría de las dietas.
* Las grasas monoinsaturadas y polinsaturadas: El aceite de oliva es particularmente alto en grasa monoinsaturada. Los aceites vegetales, nueces y pescados son fuentes de grasas polinsaturadas.
Las grasas son esenciales para el correcto funcionamiento del organismo. Proveen los ácidos grasos esenciales que el cuerpo no puede producir y que sólo puede obtener a través de los alimentos. Las grasas ayudan al desarrollo infantil, control de presión, inflamación, y otras funciones del cuerpo. Sirven como almacén para las calorías extras del cuerpo. También son una fuente importante de energía. Ayudan a mantener una piel y pelo saludables, y a la absorción y transporte por el torrente sanguíneo de las vitaminas solubles en grasa (A, D, E y K).
Pero, como vemos en el mundo de ahora, existen muchas personas que tienen obesidad por el excesivo consumo de grasas saturadas como es el caso de EE.UU., como lo mencionó kimie en uno de sus comentarios. El padecer de sobrepeso aumenta el riesgo a tener enfermedades hasta llegar a la muerte debido a la diabetes, ataques cerebrales, hipertensión, colesterol alto, arteriosclerosis, ataques al corazón o insuficiencia cardiaca, así como trastornos del riñón y la vejiga. Además, la obesidad puede aumentar el riesgo de desarrollo de algunos tipos de cáncer; y es un factor de riesgo para el desarrollo de osteoartritis y apnea del sueño.

Fuente:
Libro de biología 1. Sexta edición- unidad en la diversidad. Editorial pearson educación
http://www.salud.bioetica.org/grasas.htm
http://www.juntadeandalucia.es/averroes/~29701428/salud/aligras.htm

ZhAnDrA ChÁvEz dijo...

Luego de seguir investigando encontré este artículo lo cuál respondería un poco la pregunta d que si la dieta que estoy haciendo es erfecta:

FAO y la OMS. Informe concluyente sobre dieta y salud
Una dieta basada en el bajo consumo de alimentos muy energéticos ricos en grasas saturadas y azúcar, y en la ingesta abundante de frutas y hortalizas, así como un modo de vida activo, figuran entre las principales medidas para combatir las enfermedades crónicas recomendadas en un informe que expertos independientes han preparado para dos organismos de las Naciones Unidas.
El trabajo, encargado a un equipo internacional de expertos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), se propuso identificar nuevas recomendaciones sobre régimen alimentario y actividad física destinadas a los gobiernos, con miras a tratar de resolver el problema que plantea el creciente número de personas que mueren anualmente por enfermedades crónicas.
Según el doctor Ricardo Uauy, director del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile y profesor de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, que presidió el Grupo de Expertos, "el informe tiene una gran importancia porque se basa en las mejores pruebas científicas sobre la relación entre el régimen alimentario, la nutrición y la actividad física, por una parte, y las enfermedades crónicas por otra, y, además, está avalado por el dictamen colectivo de un grupo de expertos, formulado desde una perspectiva mundial".
En el informe figuran sugerencias para modificar la dieta cotidiana y aumentar el gasto de energía mediante: la reducción de los alimentos muy energéticos ricos en grasas saturadas y azúcar; la disminución de la cantidad de sal en la dieta; el aumento de la ingesta de frutas y hortalizas frescas; la práctica de actividad física moderada durante, por lo menos, una hora al día (ver infografía). Basado en el análisis de las mejores pruebas científicas actualmente disponibles y en el dictamen colectivo de un grupo de 30 expertos, reafirma que la ingesta energética diaria debe ser equivalente al gasto de energía.
Muchos de los fallecimientos por enfermedades crónicas obedecen a factores de riesgo que podrían prevenirse fácilmente, a saber: tensión arterial alta; niveles de colesterol elevados; obesidad; escasa actividad física.
En los países en desarrollo cada vez más personas sufren enfermedades crónicas, un cambio preocupante con respecto a unos pocos decenios atrás, cuando las enfermedades crónicas se asociaban a los países ricos y desarrollados. Según el informe, esto se debe en gran parte al creciente desarrollo urbano provocado por el hecho de que los habitantes de las zonas rurales abandonan el campo y se dirigen a las ciudades.
Los habitantes de las ciudades son más propensos a seguir dietas muy energéticas, ricas en grasas saturadas y carbohidratos refinados. Este repentino cambio en la dieta, combinado con un modo de vida sedentario, está teniendo graves consecuencias para los grupos pobres de la población urbana.
Uauy dice que "no todas las grasas ni todos los carbohidratos son iguales, y vale la pena conocer la diferencia". Añade que "la gente debería comer menos alimentos hipercalóricos, especialmente los alimentos ricos en grasas saturadas y azúcar; realizar actividad física; consumir preferentemente grasa no saturada en vez de saturada, y menos sal; ingerir frutas, hortalizas y legumbres y dar preferencia a los alimentos de origen vegetal y marino".
Según el especialista, una dieta con abundantes frutas y hortalizas, ricas en micronutrientes que fortalezcan el sistema inmunitario, también podría ayudar a las defensas naturales del organismo a defenderse de las enfermedades infecciosas.
Fuente: OMS - La Nación.

Nataly Arbaiza dijo...

Para comenzar hablar de cómo repercuta las grasas en nuestro organismo tenemos que saber que son las grasas saturadas e insaturadas

Las grasas saturadas son populares entre los fabricantes de alimentos procesados porque son menos vulnerables a la rancidez y son generalmente más sólidas a temperatura ambiente que las grasas insaturadas.
Existen dos tipos:
Tanto las grasas monoinsaturadas como las poli-insaturadas son convenientes para sustituir a las grasas saturadas en la dieta.

Las grasas insaturadas son grasas en las cuales hay uno o varios dobles enlaces en la cadena de ácido graso. Tenemos como ejemplo el ácido oléico, el ácido linoleico, y el ácido araquidónico. Los alimentos que contienen grasas insaturadas incluyen el aguacate, nueces y aceites vegetales como la soja, canola y el aceite de oliva. Los productos cárnicos contienen tanto grasas saturadas como insaturadas.

Mi opinión es que todo en exceso es malo a esto me refiero que cuando uno consume los alimentos tiene que tenerlos equilibrados donde no mezclemos alimentos que contienen mayor cantidad de cosas que no son nutritivas, como el tema que hoy se toca las grasas; esto a la larga perjudica a las personas que lo llegan a consumir en exceso donde puede llegara la muerte; tenemos el ejemplo donde el corazón este con grasa que esto no beneficia para nada.
Esto se da mas que todo por la falta de información donde mas bien la publicidad es lo que nos absorbe al promocionarnos mas grasas con KFC, BEMBOS, macdonald donde cada día somos esclavos de ellos.


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existe una relación entre grasas alimenticias y enfermedades cardiovasculares (sobre todo la cardiopatía isquémica). Esta relación se apoya en una amplia gama de pruebas acumuladas a partir de experimentos con animales, así como estudios de observación, procesos clínicos y estudios metabólicos llevados a cabo en diversas poblaciones humanas. Los ácidos grasos saturados aumentan el llamado "colesterol malo" o LDL (lipoproteína de baja densidad). La sustitución más eficaz para los ácidos de grasos saturados, en términos de resultados de cardiopatía isquémica, son los que son ricos en enlaces no saturados, sobre todo el ácido linoleico. Este descubrimiento se apoya en resultados de varios grandes procesos clínicos aleatorios, en los cuales el reemplazo de los ácidos grasos saturados y trans por aceites vegetales ricos en enlaces no saturados disminuyó el riesgo de cardiopatía isquémica.

Nataly Arbaiza dijo...

Para comenzar hablar de cómo repercuta las grasas en nuestro organismo tenemos que saber que son las grasas saturadas e insaturadas

Las grasas saturadas son populares entre los fabricantes de alimentos procesados porque son menos vulnerables a la rancidez y son generalmente más sólidas a temperatura ambiente que las grasas insaturadas.
Existen dos tipos:
Tanto las grasas monoinsaturadas como las poli-insaturadas son convenientes para sustituir a las grasas saturadas en la dieta.

Las grasas insaturadas son grasas en las cuales hay uno o varios dobles enlaces en la cadena de ácido graso. Tenemos como ejemplo el ácido oléico, el ácido linoleico, y el ácido araquidónico. Los alimentos que contienen grasas insaturadas incluyen el aguacate, nueces y aceites vegetales como la soja, canola y el aceite de oliva. Los productos cárnicos contienen tanto grasas saturadas como insaturadas.

Mi opinión es que todo en exceso es malo a esto me refiero que cuando uno consume los alimentos tiene que tenerlos equilibrados donde no mezclemos alimentos que contienen mayor cantidad de cosas que no son nutritivas, como el tema que hoy se toca las grasas; esto a la larga perjudica a las personas que lo llegan a consumir en exceso donde puede llegara la muerte; tenemos el ejemplo donde el corazón este con grasa que esto no beneficia para nada.
Esto se da mas que todo por la falta de información donde mas bien la publicidad es lo que nos absorbe al promocionarnos mas grasas con KFC, BEMBOS, macdonald donde cada día somos esclavos de ellos.


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existe una relación entre grasas alimenticias y enfermedades cardiovasculares (sobre todo la cardiopatía isquémica). Esta relación se apoya en una amplia gama de pruebas acumuladas a partir de experimentos con animales, así como estudios de observación, procesos clínicos y estudios metabólicos llevados a cabo en diversas poblaciones humanas. Los ácidos grasos saturados aumentan el llamado "colesterol malo" o LDL (lipoproteína de baja densidad). La sustitución más eficaz para los ácidos de grasos saturados, en términos de resultados de cardiopatía isquémica, son los que son ricos en enlaces no saturados, sobre todo el ácido linoleico. Este descubrimiento se apoya en resultados de varios grandes procesos clínicos aleatorios, en los cuales el reemplazo de los ácidos grasos saturados y trans por aceites vegetales ricos en enlaces no saturados disminuyó el riesgo de cardiopatía isquémica.


Nataly Arbaiza

pag web:

http://www.vitonica.com/tag/grasas+saturadas

Nataly Arbaiza dijo...

el comentario anterior
pag web:

http://www.vitonica.com/tag/grasas+saturadas

ZhAnDrA ChÁvEz dijo...

Leyendo los comentarios, indagando aquí por allá, pues tengo la opinión que cada año sigue aumentando el nivel de obesidad debido al surgimiento de nuevos restaurantes de comida chatarra, comida que no alimenta pero sí llena. Es decir, que los archiconocidos fast food, las pizzerías, las dunkin donuts,etc., por ser uno de los más influyentes en el consumo de alimentos grasos pues tienen más acogida ya que “despachan” al cliente más rápido y tienen unas comidas súper deliciosas. Estos son preferidos por los trabajadores que no tienen tiempo para prepararse su comida o estar esperando en un restaurante hasta que lo atiendan. Esto viene más que todo por aquellos países más desarrollados que otros como es el caso de Estados Unidos en donde las últimas cifras revelan que en este país el 64% de la población sufre sobrepeso, y otro 30,5%, de tan obeso, apenas si puede inclinarse para atar el cordón de sus zapatos.
La influencia de los fast food y los diferentes restaurantes de alientos de grasas saturadas no sólo se ve en la rapidez o infinidad de comida que puedan preparar, sino, también esto viene desde que eres un niño. Por ejemplo, cuando un niño se porta mal o se demora en hacer sus tareas o no las quiere hacer pues los padres son los que dicen: “Si terminas tu tarea, te prometo que te llevaré a Mc Donalds o te compraré un helado, lo que tú quieras!” Es por ello que muchos niños tienen un alto grado de obesidad porque los padres son los que les inculcan a tener ese tipo de preferencias de alimentos.
Es por ello, que debemos de enseñarles desde muy pequeños a nuestros hijos qué alimentos son buenos y cuáles son los malos, para así en un futuro tengan una vida más saludable.

ZhAnDrA ChÁvEz dijo...

Leanlo para un organismo más saludable.
Los diez consejos de la Guía alimentaria
1 Comer con moderación e incluir alimentos variados en cada comida

2 Consumir todos los días leche, yogures o quesos, en todas las edades

3 Comer frutas y verduras de todo tipo y color

4 Comer una amplia variedad de carnes rojas y blancas, retirando la grasa visible

5 Preparar las comidas con aceite crudo y evitar la grasa para cocinar

6 Disminuir el consumo de sal y azúcar

7 Consumir variedad de panes, cereales, pastas, harinas, féculas y legumbres

8 Disminuir el consumo de bebidas alcohólicas y evitarlo en niños, adolescentes, embarazadas y madres lactantes

9 Tomar abundante cantidad de agua potable a lo largo del día

10 Aprovechar el momento de las comidas para el encuentro y diálogo con otros

fuente:
http://www.salud.bioetica.org/dieta_perfecta.htm

Diana Gonzales dijo...

Segun lo investigado puedo decir que las grasas saturadas se encuentran en muchos alimentos por lo que es importante saber cuales nos convienen tomar o cuales conviene evitar. Las grasas saturadas están en la grasa animal aunque también hay algunos productos vegetales saturados como en la crema de cacao y el aceite de palma, en la palta y en el coco.
Nuestro cuerpo usa este tipo de grasa, básicamente, para producir energía, sin embargo cuando consumimos en exceso la carne roja, productos lácteos y otros alimentos de origen animal podemos dar origen a problemas cardiovasculares, lo cual repercute en la propia salud del consumidor.
A pesar de que su consumo en exceso es perjudicial, existe una ventaja de estas grasas y es que tienen pocos problemas de ranciedad, y mantienen su integridad mucho mejor que los aceites de cocina.
Ahora pasaremos a hablar de las grasas insaturadas, las cuales se presentas como liquidos denominados aceites. Sus usos y beneficios han sido muy estudiados y discutidos: los necesitamos para desarrollar ciertas funciones fisiológicas, por lo que deberemos aportarlos en la dieta, estos se encuentran en forma de trigliceridos.
Entre los insaturados, los más beneficiosos para los problemas cardiovasculares, son el omega3 (linoleico), y el oleico (n6). Mientras que insaturados como el araquidónico puede tener efectos cardiovasculares perjudiciales, como las grasas saturadas.
Para mantener una dieta ideal no debemos olvidar que los azucares tambien juegan un papel importante.Por ejemplo, muchas personas con un nivel alto de triglicéridos en la sangre, sólo se preocupan de reducir las grasas de la dieta, olvidando que los azúcares y féculas influyen negativamente en la salud de nuestro sistema cardiovascular y endocrino.

Diana Gonzales dijo...

Es importante recalcar que los jovenes en especial las chicas basan su alimentacion en rigurosas dietas y en muchas de estas evitan el consumo de grasas por un motivo en especial, "mantenerse en forma" , por lo que muchas veces olvidan que las grasas son necesarias para la salud.
Pero como sabemos todo en exceso es malo y las grasas no son la excepcion ya que una dieta demasiado rica en grasas conlleva a numerosas enfermedades corporales asi como un aumneto de peso que puede producir obesidad. Por el contrario una dieta baja en grasas es necesaria para amnatener un organismo saludable, pero la grasa no se puede suprimir por completo sino que debe tomarse con moderacion para que este elememto pueda realizar una serie de funciones basicas en el organismo.
Segun un articulo de La American Hearth Association recomienda, para una buena salud del corazon y de las arterias, rebajar los niveles de colesterol, reducir la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas, controlar la sal y realizar una actividad fisica.
Es decir que nuestro cuerpo necesita de ejercicios o cualquier otra atividad fisica para mantener un adecuado funcionamiento del sistema circulatorio y por ende del organismo.

Diana Gonzales dijo...

Sabemos que el consumo de grasas puede repercutir en el funcionamiento del sitema circulatorio, por lo cual es necesario recordar que los vegetales y las frutas son fuentes de salud.
Cada día se descubren más propiedades presentes en las frutas y vegetales que nos ayudan a preservar la salud. En estos alimentos hay sustancias que previenen o ayudan a contrarrestar las enfermedades cardíacas, el cáncer, la obesidad, la diabetes, la artritis, el envejecimiento prematuro, las arrugas faciales, la pérdida de memoria asociada con la edad, las apoplejías y la hipertensión arterial. Unos ejemplos: hoy sabemos que vegetales como la espinaca y los arándanos (blueberries) ayudan a rejuvenecer nuestro cerebro. También se ha encontrado que el tomate posee sustancias que ayudan a evitar el cáncer de próstata, protegen nuestros pulmones de la contaminación, ayudan a evitar los daños a la piel provocados por la exposición a los rayos solares, y reducen los daños causados por el colesterol de baja densidad (el llamado colesterol malo). Especialmente buenos para nuestra salud son todo tipo de fresas, los cítricos y las frutas y vegetales de color verde, amarillo o anaranjado saturado. Las frutas y los vegetales son enormes fuentes de vitaminas, minerales y antioxidantes. Los vegetales y frutas de colores muy saturados son especialmente ricos en sustancias antioxidantes, algunas de ellas mucho más poderosas que la vitamina E o la C.
A estas sustancias protectoras de la salud se le ha dado el nombre de fitonutrientes o fitoquímicos (el término fito proviene de una palabra griega que significa planta). Algunas de las formas en que se cree que los fitonutrientes de las frutas y vegetales nos ayudan son:

Actuando como antioxidantes – Cuando nuestras células utilizan el oxígeno se crean sustancias llamadas radicales libres que reaccionan con otras células causando daños en el material genético y otras partes de estas. Los antioxidantes neutralizan los radicales libres y nos protegen contra el daño causado por estos. Los antioxidantes también ayudan a prevenir los daños causados por los rayos ultravioletas del sol, el humo del tabaco y la contaminación ambiental.
Aumentando la respuesta del sistema inmunológico – este es el sistema que nos protege contra virus, bacterias y células cancerígenas. Ciertos fitonutrientes como los carotenoides y los flavonoides ayudan a movilizar defensas que impiden que los gérmenes y diversos contaminantes penetren las células.
Mejorando la comunicación entre las células –
Alterando el metabolismo del estrógeno –
Convirtiéndose en vitamina A de acuerdo a la necesidad del organismo.
Haciendo que las células cancerosas mueran
Reparando el daños al ADN de las células causado por el fumar y otras sustancias tóxicas.
El estudio científico de los fitonutrientes está apenas comenzando. Sin embargo, el interés en estos está aumentando día a día ya por la gran cantidad de beneficios que ya han sido comprobados y que se continúan descubriendo.
Otra gran ayuda para mantenernos saludables es el consumo de frutos secos tales como almendras, castañas, nueces, piñones, avellanas, pistachos, nueces de brasil, anacardos y pacanas. Este grupo de alimentos es conocido como semillas oleaginosas. Existen estudios que demuestran que los frutos secos contienen sustancias que reducen el nivel del colesterol malo y ayudan a proteger el corazón. Se ha encontrado que al añadir frutos secos a una dieta diseñada para reducir el nivel de colesterol se obtiene una reducción 25 por ciento mayor que lo que era de esperarse. Además estudios recientes parecen indicar que las tanto las almendras como las nueces pueden ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y reducir el riesgo de desarrollar el síndrome X o síndrome metabólico. El síndrome X o síndrome metabólico está compuesto por una serie de factores de riesgo para enfermedades cardiacas y diabetes. Entre estos se encuentran un elevado nivel de grasa en el abdomen, un alto niveles de colesterol LDL (el colesterol malo), hipertensión y problemas en el metabolismo de la glucosa. Existe evidencia de que consumir almendras conjuntamente con una comida que contenga abundancia de carbohidratos puede evitar que el nivel de glucosa en la sangre suba de forma demasiado rápida. Estas subidas rápidas en el nivel de glucosa luego de comer son un problema para muchos diabéticos y una causa de complicaciones.

Maria Acosta dijo...

Las grasas son un grupo de compuestos orgánicos existentes en la naturaleza que consisten en ésteres formados por tres moléculas de ácidos grasos y una molécula del alcohol glicerina. Son sustancias aceitosas o grasientas, que en estado puro son normalmente incoloras, inodoras e insípidas. Las grasas son más ligeros que el agua e insolubles en ella; son poco solubles en alcohol y se disuelven fácilmente en éter y otros disolventes orgánicos. Las grasas son blandas y untuosas a temperaturas ordinarias. Las grasas existen normalmente en los tejidos animales y vegetales como una mezcla de grasas puras y ácidos grasos libres.
Las grasas se dividen en saturadas e insaturadas, dependiendo de si los enlaces químicos entre los átomos de carbono de las moléculas contienen todos los átomos de hidrógeno que pueden tener (saturadas) o tienen capacidad para más átomos (insaturadas), debido a la presencia de enlaces dobles o triples. Generalmente, las grasas saturadas son sólidas a temperatura ambiente; las insaturadas y poliinsaturadas son líquidas. Las grasas insaturadas se pueden convertir en grasas saturadas añadiendo átomos de hidrógeno.
Las grasas y aceites se consumen principalmente en alimentación. Algunas grasas naturales, como la grasa de la leche y la manteca de cerdo, se usan como alimento con muy poca preparación. Algunos aceites no saturados, como el aceite de semilla de algodón y el de maní, se hidrogenan parcialmente para aumentar su punto de fusión y poder utilizarlos como grasas en pastelería y para cocinar. El sebo, que está formado por las grasas y aceites animales de las ovejas y el ganado vacuno, se usa para hacer velas y en algunas margarinas.
Las grasas dan energía a todos los seres vivos. La oxidación de un gramo de grasa típica libera 39.000 joules de energía, mientras que la oxidación de un gramo de proteína o de hidrato de carbono produce sólo 17.000 joules.
Pero no todo es bueno, sobre todo en abundancia; muchas investigaciones sobre los ataques cardiacos y otros problemas circulatorios indica que ciertas formas de estas enfermedades son causadas en parte por el consumo excesivo de comidas ricas en grasas saturadas como por ejemplo el pollo frito o las pizzas. Los estudios demuestran también que la probabilidad de ataques cardiacos disminuye al reducir el consumo de grasas saturadas.
Cuando se añaden a la dieta grasas sólidas saturadas, aumenta la cantidad de colesterol en la sangre. Los niveles altos de colesterol en la sangre parecen promover el sedimento de materiales duros y grasientos en las arterias, produciendo su eventual obstrucción. Cuando la arteria coronaria alrededor del corazón se obstruye de esta forma, el suministro de sangre al corazón se interrumpe, y se produce un ataque al corazón. Los científicos investigan continuamente la forma en que el cuerpo humano maneja los materiales grasos, y cómo afectan los niveles de colesterol al hecho de que la grasa se deposite en las paredes de las arterias. Además, el consumo excesivo no sólo aumenta el nivel de colesterol, sino también se producen serios trastornos al riñón y a la vejiga, aparición de la diabetes, derrames cerebrales y aumenta el riesgo de la aparición de ciertos tipos de cánceres como el cáncer al estómago.
Fuente:
http://www.juntadeandalucia.es/averroes/~29701428/salud
http://es.encarta.msn.com/encnet/refpages/RefArticle.aspx?refid=761552502

Maria Acosta dijo...

noticia interesante, es para que nos demos cuenta que por mas que los productos pongana en el enpaque cero colesterol, aún exixte una cantidad mínima de grasa. La única solucion a mi parecer de estar en forma es reemplazar las comidas chatarras por vegetales y frutas y líquidos y realizando una rutina diaria de ejercicios. Por ejemplo, en mi caso, soy conciente que como algunos dias, solo algunos, que como pan con chiorizo y gaseosa epro como tengo que entrenar todas esas calorias convertidas en energia las utilizo más tarde en el entrenamiento y por eso no aumento de peso.
-----
aqui va la noticia:

OCU: Demasiadas grasas saturadas en los alimentos


El análisis de 49 productos elaborados (bollería industrial, galletas, aperitivos, salsas…), pone de relieve que más de la mitad contienen grasas poco saludables. La OCU reclama a los fabricantes más cuidado con las grasas empleadas, y a la Administración, una normativa más estricta.

La Organización de Consumidores y Usuarios ha realizado un estudio sobre el tipo y cantidad de grasa que llevan 49 productos elaborados: bollería y repostería, galletas, aperitivos, pan, salsas y patatas fritas. El resultado es llamativo y preocupante, ya que el 52% de los alimentos analizados contiene grasas poco saludables y sólo el 20% de los 49 productos informa en su etiqueta el tipo de grasa que contiene. Los resultados íntegros del estudio se publican en la revista OCU-Salud del mes de junio.

La OCU denuncia que una legislación permisiva y anticuada permite a los fabricantes utilizar en los alimentos cualquier tipo de grasa que sea comestible, es más, está legislación no les obliga a mencionar en la etiqueta de que grasa se trata. Los fabricantes pueden utilizar la mención "aceites vegetales", mención en la que cabe desde el aceite de oliva hasta el de coco.

Dentro de los productos analizados por la OCU, destaca la cantidad de grasa detectada en las patatas fritas: 34% de media. Si bien, las patatas fritas no son un alimento que se consuma a diario, cuando se hace, se consumen buenas raciones. Los aperitivos y la bollería no se quedan atrás, el contenido de grasa medio es un 24 %.

El estudio de la OCU ha detectado la utilización de grasas saturadas en los productos analizados. Estas grasas aumentan los niveles de colesterol LDL (malo) en sangre, contribuyendo a la aparición de arteriosclerosis. Lamentable es el caso de unas galletas que llevan un 94% de este tipo de grasa o un aperitivo con un 74% de grasas saturadas.

La OCU reclama:

* A los fabricantes, que cuiden más la calidad de las grasas que utilizan en todos sus productos, sobre todo, en alimentos de consumo habitual como las galletas.
* A la Administración, que modernice una legislación permisiva que permite utilizar cualquier tipo de grasa comestible y, que sea obligatorio declarar que grasa lleva cada producto por dos motivos:
1. Porque el consumidor tiene derecho a esta información, ya que no todos los aceites vegetales provocan el mismo efecto sobre la salud.
2. Porque si se produjera otra alerta sanitaria como en el reciente caso del aceite de girasol, no sería posible identificar los productos que contienen un determinado ingrediente.